Política

Joaquim Forn anuncia desde la cárcel su candidatura a la Alcaldía de Barcelona

El PDeCat pierde a su principal candidata como alcaldable de Barcelona, Neus Munté, que se unirá a la lista de Forn. La Crida de Puigdemont se anota así una importante victoria

Joaquim Forn
Joaquim Forn EFE

Barcelona se ha convertido en un campo de pruebas del independentismo. La lista de candidatos separatistas es larga y han comenzado a llevar a cabo la purga. La primera víctima en esta crisis interna es Neus Munté, la candidata del PDeCat, que irá en las listas de Joaquim Forn, alcaldable por Barcelona, según ha asegurado en una carta.

Joaquim Forn será alcaldable del PDeCat y la Crida de Carles Puigdemont, que trata de fagocitar al PDeCat eliminando a los considerados Convergentes. Recientemente, fuentes del PDeCat aseguraban que su candidata era Munté, pero ahora será miembro de la lista de Forn.

Según Forn, Munté es una persona comprometida con la ciudad, conocedora de su realidad y experimentada en la gestión pública. Está dispuesta "a ponerse al servicio del proyecto de transformación de Barcelona", ha afirmado.

La Crida y PDECat ve un "error" no lograr una lista independentista unitaria

"La mejor noticia que nos podías dar", ha alabado Munté. "Contigo al frente, vamos a trabajar con más fuerza para construir la mejor candidatura al servicio de las personas y la ciudad, y contaremos con tu experiencia y gran conocimiento sobre Barcelona", ha apostillado.

"Satisfacción, apoyo total y agradecimiento", ha dicho Munté en rueda de prensa, que ha asegurado que la candidatura será "independentista y soberanista", pero transversal. La ex consejera ha apuntado que se necesita una lista unidad, y cree que es un "error" que el resto de candidatos separatistas no se haya querido integrar. "Trabajaremos para incluir a más personas y lograr una candidatura ganadora", ha insistido.

Jordi Sánchez, presidente de la ANC y Ferran Mascarell podrían ser los siguientes en unirse a esta lista independentista, aunque aún no se ha logrado arrancar un pacto.

Desde prisión, Forn se ha comprometido a trabajar en el conjunto del resto de la lista, donde previsiblemente se integrarán candidatos de la Crida. Forn, que en ningún momento señala el nombre de la formación por la que se presenta, ha presentado sus credenciales para "ganar la alcaldía de Barcelona" asegurando que no se trata de una estrategia convencional.

"Queremos trabajar por una Barcelona que respete la diferencia, que trabaje en la búsqueda de consensos, que no imponga sino que seduzca, que escuche y no haga callar, que entienda el Ayuntamiento como el punto de encuentro de todas las visiones sobre la ciudad y que todas merecen respeto", ha afirmado. "Me presento, nos presentamos, porque queremos recuperar la ambición, el rigor, el diálogo y el liderazgo",ha continuado en su carta.

Carles Campuzano, diputado del PDECat, ha valorado positivamente la candidatura de Forn. En los pasillos del Congreso ha considerado a Forn como una persona "encarcelada injustamente" y ha ensalzado el pasado político del ahora alcaldable. Fuentes de la formación han apuntado a este medio que tanto el PDECat como  la Crida de Puigdemont han trabajado durante los "últimos meses" para presentar a Forn para la Alcaldía.

Forn, un candidato para fagocitar el espectro separatista

La especulación sobre la candidatura de Forn se materializa ahora, más cuando en el ámbito separatista hay aún numerosos candidatos, como Jordi Graupera y Ferran Mascarell, que podrían unirse en los próximos días dentro de esta lista.

Tanto la Crida como el PDECat colocan ahora a Forn al frente de Barcelona para aglutinar a todos los independentistas en una misma coalición y evitar así acudir por separado a las municipales, perjudicial debido a la ley electoral.

Con Forn al frente, el PDECat trata de limar asperezas con la Crida de Puigdemont, aunque el objetivo del ex presidente catalán huido a Waterloo es reinar Cataluña desde Bélgica. Graupera y Mascarell aún no se han pronunciado sobre este nuevo giro en las tensiones internas, manteniendo así su postura de presentarse por separado.

La palabra independencia, ausente

"Queremos una Barcelona fuerte, un espacio de prosperidad, de oportunidades, al servicio de todos y cada uno de los ciudadanos que cada día tengan el derecho a disfrutar de su ciudad porque también asumen de forma natural el compromiso y el deber de mejorarla", ha apuntado. "Nuestro proyecto es una apuesta para que los barceloneses y barcelonesas podamos disfrutar más y mejor de Barcelona y para que no nos sintamos solos, ni abandonados con la exigencia y deber de mejorarla", ha apostillado.

"Esto es lo que queremos hacer. Trabajo de equipo. Al servicio de Barcelona, al servicio de los barceloneses y barcelonesas. Y con Barcelona en el centro de todo", ha declarado, sin mencionar en ni un solo momento la palabra independencia.

No se trata de un texto centrado en mi condición de político luchador por su inocencia

Forn, en prisión preventiva desde hace más de 14 meses por el referéndum ilegal del 1-O, y en la víspera del juicio ha afirmado que se le ha acusado "injustamente". En su discurso victimista, se ha declarado "inocente", pese a los graves delitos que tendrá que responder ante el Supremo. 

"No se trata de un texto centrado en mi condición de político luchador por su inocencia. Es un texto para explicar el por qué me quiero presentar a la Alcaldía de Barcelona", mientras ha añadido: "Mi condición personal no es irrelevante".

Entre los motivos, ha asegurado que tras años en el proyecto político y de transformación conoce las necesidades de Barcelona. "Soy un barcelonés en el sentido más práctico y literal de la palabra. Tengo Barcelona en el centro del corazón". Forn, ex primer Teniente de Alcalde de Barcelona, ha asegurado que se centrará en la seguridad y movilidad, dos de los principales problemas que sostiene la Ciudad Condal en estos últimos tiempos.

Forn, protagonista del 1-O y responsable de la fuga de empresas

Algunos candidatos a la Alcaldía de Barcelona se pronuncian sobre la presentación de Forn. El más crítico ha sido el PP de Josep Bou. "Convergència presenta a uno de los que participaron en el golpe de estado, responsable de la #FugaDeEmpresas, para convertir #Barcelona en la capital de una república "simbólica" gobernada desde #Waterloo. #BCN necesita candidatos efectivos", ha apuntado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba