Política

Felipe VI renuncia a la herencia de don Juan Carlos y le retira su asignación

El Rey se desprende de "cualquier activo, inversión o estructura financiera" de su padre tras las últimas noticias sobre las fundaciones Zagatka y Lucum. Don Juan Carlos elige al abogado Javier Sánchez-Junco Mans para su "derecho a la defensa"

El Rey Felipe VI acompañado de su padre, el rey emérito Juan Carlos
El Rey Felipe VI acompañado de su padre, el rey emérito Juan Carlos EFE

El Rey Felipe VI ha decidido renunciar a la herencia de su padre Don Juan Carlos "que personalmente le pudiera corresponder", según un comunicado emitido este domingo por La Zarzuela y en el que también se avanza que el Rey emérito deja de percibir la asignación pública que tiene fijada en los Presupuestos de la Casa del Rey y que este año ascendía a 194.232 euros brutos anuales.

La renuncia a la herencia solo se puede hacer cuando un notario abre testamento, así que el anuncio de Felipe VI se debe entender como una declaración de intenciones. En este sentido, La Zarzuela señala que el jefe del Estado ha comunicado a su padre que, además de renunciar a su futura herencia, también se desprende "de cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada".

Comunicado de la Casa Real sobre la renuncia de Felipe VI a la herencia de don Juan Carlos by Vozpopuli on Scribd

En relación con las noticias aparecidas sobre la entidad Fundación Zagatka, Felipe VI dice desconocer "por completo totalmente y a día de hoy su supuesta designación como beneficiario de dicha Fundación". En todo caso, de ser cierta su designación como beneficiario de la citada Fundación, también renuncia a ella.

Respecto a las noticias sobre la empresa panameña Fundación Lucum, la Casa del Rey subraya que hace un año recibió una carta del despacho de Abogados Kobre&Kim (U.K.) -que asesora a Corinna zu-Sayn Wittgenstein- en la que Felipe VI tuvo conocimiento "sin ninguna justificación documental, de su supuesta designación como beneficiario de la Fundación Lucum, desde el momento en el que se produjese el fallecimiento de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos".

Felipe VI, ante notario

Ante esa información, Felipe VI adoptó "preventivamente" varias decisiones. En primer lugar, trasladó copia de la misma a su padre, el Rey emérito, así como "a las autoridades competentes". En el comunicado no se precisan quiénes son esas autoridades.

En segundo lugar, La Zarzuela informó al citado despacho de abogados que "ni Su Majestad ni Su Casa tenían conocimiento, participación o responsabilidad alguna en los presuntos hechos que mencionaba, por lo que carecía de toda justificación lícita su involucración en los mismos, ni designaría representante legal para iniciar negociación alguna con el citado despacho de Abogados sobre los hechos descritos". Dicha comunicación se llevó a cabo mediante escrito de fecha 21 de marzo de 2019.

Y en tercer lugar, el propio Felipe VI compareció ante notario casi un mes después, el 12 de abril de 2019, para manifestar que había dirigido una carta al Rey emérito "a fin de que si fuera cierta su designación o la de la Princesa de Asturias como beneficiarios de la citada Fundación Lucum, dejara sin efecto tal designación, manifestando igualmente que no aceptaría participación o beneficio alguno en esa entidad, renunciando asimismo a cualquier derecho, expectativa o interés que, aún sin su consentimiento o conocimiento, pudiera corresponderles ahora o en el futuro en relación con la Fundación Lucum".

Asimismo, y en el mismo acto notarial, Felipe VI manifestó "no haber tenido conocimiento ni prestado consentimiento a participar, en nombre propio o en representación de terceros, en particular de su hija, en ningún activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad pudieran no estar en plena y estricta consonancia con la legalidad o con los criterios de transparencia, integridad y ejemplaridad que informan su actividad institucional y privada".

"Y en la hipótesis", subraya La Zarzuela, "de que, aun sin su consentimiento ni conocimiento, hubiera sidounilateralmente designado como heredero, legatario o beneficiario en relación con cualesquiera activosinversiones o estructuras, manifestó no aceptar participación o beneficio alguno en dichos activos yrenunciar a cualquier derecho, expectativa o interés que pudiera corresponderles en el futuro".

Don Juan Carlos elige abogado

Don Juan Carlos, por su parte, admite en el mismo comunicado de la Casa Real que de las dos fundaciones anteriormente citadas -Zagatka y Lucum- "en ningún momento facilitó información a S.M. el Rey". Además, anuncia que ha designado para su representación legal al abogado Javier Sánchez-Junco Mans  y que "en el ejercicio del derecho a la defensa, será a partir de este momento quien proceda a dar cuenta públicamente de las informaciones que le puedan afectar y se consideren procedentes". 

Por último, el Rey emérito hace hincapié en que el 27 de mayo del año pasado, un lustro después de su abdicación, anunció que "ponía fin a toda actividad institucional u oficial, retirándose completamente de la vida pública".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba