Política

Casado arrebata a Ciudadanos la bandera contra los indultos

El PP presenta una proposición de ley para impedir que se concedan indultos a los reos de rebelión. Una iniciativa con la que el PP fuerza a Ciudadanos a seguir su estela 

El presidente del PP, Pablo Casado.
El presidente del PP, Pablo Casado. GTRES

El Partido Popular recupera impulso en el frente político catalán donde estaba algo desvaído. Presenta este martes una iniciativa en el Congreso para reformar la ley del indulto. Se trata de impedir que los condenados por el delito de rebelión o de sedición puedan beneficiarse de esta medida de gracia. "No le vamos a pasar ni una al Gobierno", señalaba este lunes Teo García Egea, número dos del PP, al anunciar este paso legislativo.

En los últimos días se ha producido un goteo permanente de declaraciones de miembros del Ejecutivo en favor de un posible indulto a los procesados por el golpe en Cataluña. La declaración más contundente provino de la delegada del Gobierno en la Comunidad,Teresa Cunillera, que provocó todo tipo de reproches desde los partidos constitucionalistas. Sánchez, desde Canadá, optó nuevamente por no pronunciarse. Efectuó una referencia elogiosa al 'caso Quebec', donde se celebraron dos referéndum separatistas que hundieron la economía de la provincia francófona. 

"Que se retraten todos"

La iniciativa de los populares es el segundo intento por modificar la legislación sobre el indulto. En febrero ya pretendieron incorporar una enmienda a la ley del PSOE que veta la aplicación de este beneficio a los condenados por violencia de género y corrupción. Esa ley está pendiente en la comisión de Justicia del Congreso. "Está en el limbo, bloqueada por los socialistas sin visos de prosperar", comentan fuentes populares. De ahí que hayan decidido poner en marcha esta proposición de ley para presionar al PSOE y para que "se retrate todo el mundo, el PNV, los canarios", señala esa fuente.

Con esta jugada el PP recupera en parte su iniciativa en el terreno catalán, donde los últimos pasos de Ciudadanos les había desplazado del centro de terreno de juego. Rivera había logrado anotar varios puntos de relieve, como las imágenes retirando lazos amarillos, su intervención contundente en TV3 o la campaña contra el adoctrinamiento. El PP por contra ha tenido que mirar hacia otro lado en el informe sobre los libros de texto, una pifia manifiesta de Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación de Mariano Rajoy.

El PP aparecía relegado en este pulso que mantiene con el partido naranja, justo en vísperas de que Manuel Valls presente su plataforma para concurrir a las elecciones municipales de Barcelona bajo el paraguas naranja. "Sánchez exhorta desde fuera de España a tener empatía con los golpistas... ¿y porqué no los tiene con los guardias civiles y con los jueces acosados, con los padres que no pueden educar a sus hijos en castellano, con quienes son perseguidos por quitar lazos?, se preguntaba García Egea.

Presionar al PSOE en este asunto, no dejarle un resquicio de colaboración con los separatistas es el objetivo de Casado en estas próximas semanas. "Algo están urdiendo, no sabemos si hay pactos bajo la mesa, pero lo parece", señala la mencionada fuente de Génova.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba