Quim Torra

Borrell teme que la "empatía" de Sánchez con Torra deje huérfano al constitucionalismo

Y responde al independentismo: cita al embajador belga para decirle que es "inaceptable" el discurso del presidente del Parlamento flamenco y recurre la reapertura de las 'embajadas' de la Generalitat  

Josep Borrell.
Josep Borrell. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, José Borrell, no está cómodo con la estrategia de apaciguamiento del Gobierno porque no está trayendo contrapartidas por parte de los independentistas catalanes; tanta "empatía" desplegada con el presidente de la Generalitat, Quim Torra"demasiadas sonrisas" hacia ese mundo radicalizado contra España, va a provocar orfandad en la Cataluña no independentista, la que vota Ciudadanos, PSC, PP y hasta Podem.

Según ha podido saber Vozpópuli, Borrell ya se lo ha dicho a Pedro Sánchez y lleva semanas dejandolo caer en reuniones y almuerzos privados con miembros de su partido y otros interlocutores, dentro y fuera de España, molesto como está por la evolución de los acontecimientos en Cataluña. "Si tenemos suerte, nos llevará veinte años arreglar la situación", ha llegado a decir en público.

Casualidad o no, este miércoles Exteriores comunicó dos decisiones que suenan a respuesta a esa falta de empatía secesionista hacia España: recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) la reapertura de las embajadas de la Generalitat en EE.UU. Alemania, Italia, Francia y Suiza, y citar en el ministerio al embajador belga en España, Marc Calcoen, para protestar enérgicamente por el contenido de la carta que el presidente del Parlamento de Flandes, Jean Peumans, ha enviado a la ex presidenta del Parlamento de Cataluña Carme Forcadell, en prisión preventiva.

En su misiva, Peumans afirma que es completamente antidemocrático "arrestar a políticos por sus opiniones" y llega a decir que "España no cumple las condiciones para ser parte de una UE moderna y democrática".

El ministro, que no ha dudado en sumarse a los que piden libertad provisional para los encarcelados, combina eso con firmeza como las decisiones adoptadas este miércoles

 No es ningún secreto que Borrell ha sido muy crítico con el unilateralismo soberanista que llevó al referéndum ilegal del 1-O, y como tal fue captado hace cien días por Pedro Sánchez, para equilibrar un gabinete cuyo objetivo declarado es recuperar la "normalidad institucional" haciendo de la política, no de la Justicia, el eje central de la estrategia.

De ello se ocupan, principalmente, la vicepresidenta, Carmen Calvo, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, a través de la Comisión bilateral Generalitat-Estado; mientras que el titular de Exteriores aceptó en gran medida ser el Pepito Grillo, un"ministro de asuntos  catalanes", como él mismo ha reconocido.

Nada más llegar al Palacio de Santa Cruz, en junio, envió documentación a los corresponsales de medios extranjeros en España y a los cónsules destinados en Barcelona "para que conozcan la realidad" y no solo las mentiras del independentismo; trataba así de contrarrestar la "inacción" del anterior gobierno de Mariano Rajoy.

No le gusta que las concesiones sean solo por parte del gabinete socialista, mientras Torra y Puigdemont mantengan un discurso de desafío al Estado de Derecho

Los que han hablado en estas últimas semanas con Borrell le han visto crítico con la determinación del Gobierno de no incomodar ni a Torra ni a su mentor, Puigdemont, mientras que ellos no hacen sino concesiones muy menores manteniendo en todo momento el discurso desafiante hacia el Estado de Derecho; con lo cual, concluye, se puede desandar todo lo andado durante la etapa de aplicación del 155 en Cataluña.

¿Habrá indultos?

Las fuentes informantes sostienen, en este sentido, que hablar de indultos a los procesados por los sucesos del Parlamento Catalán el 6 y 7 de septiembre del pasado año -leyes de desconexión- y por el posterior referéndum ilegal del uno de octubre, significa adelantarse mucho a los acontecimientos, dado que ese escenario no llegará hasta muy avanzado el año próximo, una vez dictada sentencia firme en primavera/verano.

Y concluyen que son episodios como estos los que hacen desconfiar al ministro de Asuntos Exteriores de que el gobierno de Pedro Sánchez esté siguiendo la estrategia correcta.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba