PSOE Ábalos: "La plurinacionalidad es la posición del PSOE, si a alguien no le gusta será su opinión"

Después de meses coordinando la campaña de Pedro Sánchez por todo el territorio, ahora tendrá que ser el secretario de Organización de todo el PSOE. El valenciano José Luis Ábalos apuesta por un PSOE que sea un verdadero "partido federal" y no "una confederación de territorios autónomos"

Con muchos trienios en el PSOE, el diputado José Luis Ábalos, uno de los hombres de la máxima confianza del nuevo líder del partido, acaba de llegar a la Secretaría de Organización del PSOE. Después de la batalla con Pedro Sánchez, asegura que Ferraz no va "condicionar" las primarias regionales, pero asegura que deben garantizar los derechos de todos los militantes. Defiende además la decisión de dejar a sus antecesores en el cargo fuera del Comité Federal porque, lo contrario, sería convertirlo en un "comité de la memoria".

¿Realmente cree que pueden sentarse juntos Podemos y Ciudadanos en una mesa de negociación?

Pues deberían ponerse juntos, dos partidos que tienen un electorado significativo, que son fuerzas políticas que están representadas en el Parlamento. Yo pensé que esto de la nueva política consistía en hablar más y en vencer más prejuicios.

¿A quién cree que tendrán más cerca en esta ocasión? En 2016 les fue mucho más fácil negociar con Ciudadanos...

Depende de para qué, cuál sea el objetivo. Habrá temas con los que pueda haber más coincidencia con unos o con otros. Yo entiendo que en lo que tenga que ver con ecología, sostenibilidad, derechos sociales o transparencia, es probable que con Podemos se puedan aceptar más, y con Ciudadanos, todo lo que tenga que ver con regeneración democrática. Pero es evidente que con Podemos hay un planteamiento social contra la reforma laboral, en favor de planes de lucha contra la pobreza, en el tema de los jóvenes. Creo que ahí puede haber más coincidencia.

¿Tienen un plan B si les dan portazo a esta mesa de negociación?

El plan B ya lo anunció el secretario general cuando planteó estos espacios de entendimiento, en el sentido de que si esto fracasaba evidentemente no quedaba otra más que el PSOE dispusiera de una mayoría mayor.

No quieren hablar de moción de censura, pero, ¿creen que Rajoy agotará la legislatura?

Él lo va a intentar, otra cuestión es que pueda. Pero su propósito es seguir siendo presidente del Gobierno, no estrictamente para llevar adelante un proyecto político, que lo tiene muy limitado por su mayoría parlamentaria. De hecho vemos que es un gobierno que no está desarrollando un programa como lo hizo cuando dispuso de mayoría absoluta, que incluso para conseguir convalidar decretos tiene siempre previamente que intentar conseguir un respaldo. Por lo tanto, lo estamos viendo.

Y, por otra parte, es verdad que está bloqueando resoluciones que viene aprobando el Parlamento a instancias de los grupos parlamentarios. Está recurriendo mucho al veto para impedir que el Parlamento pueda tomar decisiones, eso que hemos dicho muchas veces del gobierno parlamentario. Así que hay una especie de bloqueo, aunque en este momento lo ha superado en la aprobación del presupuesto. Parece más bien un gobierno en funciones y también con una agenda muy mediatizada por los escándalos de corrupción, las comisiones de investigación que se derivan de esta situación, sus comparecencias en la justicia… Todo esto está condicionando mucho su acción de gobierno. Pero yo creo que Rajoy fuera del gobierno se ve él mismo en peores circunstancias...

Tal y como está la presión política en el país, nadie tiene capacidad para llegar por sí solo a La Moncloa"

Pedro Sánchez ha dicho que está dispuesto a ir incluso hasta La Moncloa con Ciudadanos y con Podemos. ¿Es honesto o derrotista pensar que el PSOE no puede llegar a La Moncloa sólo?

No, la aspiración de todo partido, y más como el nuestro que es mayoritario, es llegar solo. Todo indica además que podemos llegar solos. Ahora bien, tal y como está la presión política en el país nadie tiene capacidad por sí solo, ni siquiera el PP. El PP consiguió la investidura con muchísima presión, dándole el apoyo Ciudadanos y consiguiendo nuestra abstención. No hubiera salido si no, podía haberlo intentado con la fórmula que le dijimos (con el PNV), pero no lo intentó. Quiero decir, a día de hoy ningún partido está en condiciones de llegar a La Moncloa solo, el PP tampoco. Por lo tanto, hay que intentar ser lo más mayoritario posible, o la minoría mayoritaria, pero evidentemente es necesario tener en cuenta otras formaciones políticas.

Podemos insiste en que si llega a un futuro acuerdo con el PSOE lo que quiere es entrar a formar parte de su gobierno.

Pues es que eso es un futurible y ahora no puedo decir nada; no sé qué circunstancias se darán en ese momento.

¿Ha habido ya contactos con el Gobierno para aprobar el techo de gasto?

No, ninguno.

En diciembre, le sacaron al PP la subida del SMI, ¿cuál es su propuesta ahora?

Ninguna. Vamos a ver qué plantea el Gobierno.

¿Estarían dispuestos a aprobarlo?

A priori, no. Ni no ni sí, no tenemos ninguna disposición especial, vamos a ver qué plantea el Gobierno.

¿Están dispuestos a hablar por lo menos?

Por lo menos a informarnos.

Si un presidente autonómico pierde las primarias, ¿le afectará a su gobierno?

No tiene por qué, salvo que haya vinculado tanto su suerte a eso. Pero yo creo que no, es decir, nuestros procedimientos son claros al respecto: establecen primarias para secretario general, es decir, para hacerse cargo de la organización del partido, y unas primarias distintas para la candidatura a presidente de la comunidad autónoma. Son dos procesos distintos. En un caso se puede presentar cualquier militante, mientras reúna la cuestión de los avales; en el otro caso, para ser candidato a presidente de la comunidad autónoma, la posibilidad de que haya primarias se restringe. Para conseguir que haya primarias hay que salvar una serie de obstáculos procedimentales, es decir que de alguna manera se preserva al que ejerce ya ese cargo para que sea el candidato. Por lo tanto, no mezclemos procesos. Para el otro es cuando sí que se puede plantear esa cuestión, para éste no se debería introducirse la cuestión de la gobernabilidad.

Usted le pidió una reflexión al señor Ximo Puig pero se ha presentado a las primarias. ¿Apoya al alcalde de Burjassot?

Yo apoyo a todo militante que quiera hacer uso de los derechos que le otorga nuestra normativa. Eso me parece que es a lo que estamos obligados. ¿O estamos teniendo que hacer vetos? ¿O tenemos que discriminar en función del poder que cada uno tiene en la organización? Nosotros, por la norma, nos obliga a eso, a garantizar los derechos. Ese es nuestro papel y, dos, desde el punto de vista de nuestros valores tenemos que evitar cualquier agravio que afecte a la igualdad de oportunidades. Ahora, yo no tengo nada que ver con ninguna promoción, entre otras cosas, porque alguien que es promovido queda muy invalidado para concurrir. Nadie que tenga la convicción propia, las ganas y la ilusión, si no los tiene por sí mismo, es un candidato inviable. Así que no estamos en condiciones de promover a nadie y sobre todo promover esas circunstancias. El candidato o se lo cree o no es creíble.

Si se hacen primarias es para que sea posible presentarse, no para hacer un paripé"

¿Cree que va a haber circunstancias parecidas en otros procesos? Lambán, Vara, Page... ¿Cree que tendrán candidatos en frente?

A todos les afecta la misma norma, a priori todos están en la misma situación. Pero es verdad que si no encuentran alternativas o no hay alternativas, no hay candidatos con esas ganas, con esa ilusión, con un proyecto que ofrecer o bien simplemente les impresiona saber ante quién van a tener que competir… Pues en unos casos puede haber candidatos y en otros no, pero va a depender simplemente de que alguien quiera ser candidato. Las convocatorias que han hecho los comités territoriales claramente plantean un procedimiento que es un periodo de prescripción, una recogida de avales, una campaña para quienes superan los avales y finalmente una elección. Si se presenta esto es para que sea posible, no para hacer un paripé. Yo hago como que se puede, pero luego intento que no ocurra. Pero eso tiene muy poca credibilidad en nuestras normas y encierra muy escasa convicción democrática.

¿Se puede llevar la lectura de las últimas primarias federales, el conflicto entre 'susanistas' y 'pedristas', a los territorios? ¿Les puede pasar factura a los presidentes estos años de mala relación con Pedro Sánchez?

Pero eso es en clave de sus organizaciones. Si en sus organizaciones la percepción es otra, no pasa factura. Los que van a elegir son los militantes de esas federaciones, es a ellos a los que se tienen que dirigir cualquiera que se tenga que presentar. Nosotros tampoco tenemos capacidad para condicionar nada de eso.

Durante la entrevista
Durante la entrevista Vozpópuli

Algunos miembros de esta dirección dicen que se ha acabado el tiempo de las baronías. ¿Hay que empezar a llamar marqueses a los alcaldes? Tienen mucho peso en la nueva dirección...

Los alcaldes siempre han sido muy importantes, primero porque es el grueso de nuestros cargos públicos. Por otra parte, son los cargos que más pelean frente a la realidad y los que más en contacto con la ciudadanía están. Por lo tanto son liderazgos muy plásticos, muy claros. Entonces es normal que de ahí surjan siempre energías y que siempre en el tejido municipal encontremos las alternativas.

Ahora, en el caso que dice de las 'baronías' tiene más que ver, y es una fórmula muy caricaturesca de hablar, con que no puede haber un partido con las federaciones desvertebradas, que esto no es una confederación, es un partido federal, no una confederación de territorios autónomos, que simplemente comparten unas siglas o unas marcas. Es un partido federal.

Pero en esta etapa los alcaldes van a tener una representación muy superior a la que venían teniendo, ¿no?

Bueno, ha habido distintas circunstancias. No es el primer momento en el que los alcaldes han tenido un papel protagonista, pero está bien que sea así. Éste es un partido fundamentalmente municipalista y sin embargo el municipalismo no ha estado siempre en la prioridad ni en los primeros niveles de preocupación o incluso de liderazgos. Así que está muy bien que el municipalismo cobre importancia porque la base grande que tiene este partido es la municipal.

¿Es efectiva una dirección con 49 miembros? Hay quien dice que se trata de 'pagar' apoyos en las primarias cuando en realidad van a mandar cuatro.

Hay ejecutivas mucho más grandes en nuestro partido en España. No, yo creo que la Ejecutiva, si hubiera tenido por ejemplo unas cuantas secretarías y muchas vocalías, que es tanto como tener invitados de opinión, podría pensarse. Pero esta Ejecutiva todos sus miembros tienen una responsabilidad concreta, una responsabilidad sectorial asignada, por lo tanto tienen que dar cuenta de ello. Y en la medida que tienen que dar cuenta de ello tienen un papel significativo en esa dirección. De todas formas, vamos a funcionar en pleno y en permanente. En ningún caso tan reducido como para pensar que van a ser pocos los que decidirán. Porque la permanente es en torno a una veintena.

¿En el Comité Federal también ha primado la cohesión antes que la integración, como en la Ejecutiva?

En el Comité Federal hay de todo, ha habido aportaciones, propuestas territoriales, propuestas de sensibilidades. El Comité Federal es el órgano de representación y es representativo.

Si en el Comité Federal estuvieran todos los ex sería un 'comité de la memoria'"

¿Y por qué se ha decidido romper la regla no escrita de que tengan un asiento garantizado los ex secretarios de Organización y ex vicesecretarios generales?

A mí, esa norma no escrita, sinceramente, nadie me la ha contado. Y como está no escrita, según dice, no sé dónde encontrarla. Porque si lo ha habido desde luego yo no lo he compartido. Y si tengo que basarme en mi experiencia, en el congreso extraordinario de 2014, yo no lo vi exactamente así. En otro congreso que participé muy activamente en el año 2000, donde salió elegido Zapatero como secretario general, eso no lo vi, luego no sé de cuándo es esto. Pero si fuera así, sería un absurdo, porque al final el Comité Federal sería un “comité de la memoria”, porque sería entre los ex secretarios generales que son miembros del Comité Federal y los ex secretarios de Organización… Mire, que igual estoy tirando piedras contra mi tejado, porque yo mi futuro es ser el de ex. Pero yo, por ex, no quiero plaza fija.

Hay otra regla no escrita en el partido que dice que quienes ocupan esta secretaría que usted ocupa pueden elegir o pedir ser incorporados en unas listas electorales. ¿Usted renunciará a esta prerrogativa?

Es que no tengo claro eso, porque en la práctica eso no se ha dado. El que ha venido teniendo una representación o una influencia en su territorio o a nivel federal ha encontrado ese reconocimiento y el que no, no lo tiene.

¿Va más entonces en la persona que en el cargo?

En la significación política, del peso político, pero en cuanto al cargo no lo veo.

Siguiendo con la memoria…Los ex secretarios generales no estuvieron en la clausura del Congreso en el que, además, su papel fue muy discreto. ¿Va a ser así la relación con la nueva dirección? ¿Sánchez va a intentar recuperarlos como referentes o ya no son referentes?

Zapatero estuvo en la inauguración y Felipe tenía un compromiso. Un liderazgo que se vea tan atenazado por estas cuestiones no vuela en la vida. Pero es que además el compromiso del secretario general no es con todo eso. Eso es irrelevante para lo que está esperando la sociedad, lo que está esperando la sociedad es que el PSOE responda a las expectativas y las necesidades que tienen los españoles. Toda su consolidación viene por ahí, no de si se lleva bien con los de dentro o con los que estuvieron… Eso ni siquiera a los que estamos dentro nos interesa.

Realmente su consideración de liderazgo es en la medida en que haga del PSOE un instrumento útil para mejorar las condiciones de vida de los españoles. Si consigue esto, se consolidará y si no se consigue esto, dará igual que se lleve estupendamente con los que estuvieron, con los que están o con los que vengan. Da igual. Eso son aspectos de un mundo interno que cada vez merece menos atención.

El PSOE de Andalucía recela de la plurinacionalidad. ¿Hay lugar al diálogo todavía?

Diálogo siempre tiene que haber. No se puede negar el diálogo, pero esto es una obviedad. A partir de ahí, las resoluciones están, ¿que a uno no le gustan? No le gustan, eso no lo podemos evitar, pero son las posiciones del PSOE, así es que cuando hay que invocar la legitimidad de una posición, hay que saber si son del partido o es una opinión particular. Uno puede seguir manteniendo su opinión personal, pero ya es solo personal. En este momento, hay unas resoluciones del partido, que es lo que identifica al partido como tal. ¿Se pueden mantener otras opiniones? Por supuesto, pero ya son personales. Las que cuentan son las del partido. Y el partido en este caso se ha manifestado además sin ningún problema. En este caso de la plurinacionalidad, no consiguió ni el 20% en comisión, o sea que tampoco es que parece que haya sido tan polémico.

¿Se plantean revisar la Declaración de Granada?

No nos planteamos en principio nada, pero mi opinión siempre ha sido que cuando se alega a este acuerdo, que fue un acuerdo dentro del partido, como todo acuerdo es revisable, es susceptible de revisión. Es más, este acuerdo no tiene ni artículos que blinden la reforma, como en la Constitución. Quiero decir, que no sé por qué se apela tanto como si fuera una cuestión dogmática. De momento no hay ningún propósito de revisión pero si lo hubiera, sería muy normal.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba