Precios ajustados y una calidad más que aceptable son dos de las características que definen a la perfección a Cubot y Doogee, dos marcas chinas que nacieron en 2012 y 2013 respectivamente para intentar plantar cara a empresas de renombre como Xiaomi, Huawei y Oppo. 

Si últimamente está rondando en tu cabeza la idea de comprar un smartphone económico por un precio inferior a los 100 euros y sin tener que renunciar a unas buenas prestaciones, te ayudamos a elegir el modelo que mejor va contigo: Cubot Note 7 o Doogee X95 Pro. ¿Con cuál te quedas?

Cubot Note 7: análisis y especificaciones de un smartphone muy económico

A la venta desde el pasado año 2020, el Cubot Note 7 desembarcó en el mercado como una alternativa a los conocidos como smartphone de gama de entrada, teléfonos inteligentes muy económicos que ocupan el escalón más bajo de las empresas que se dedican a la fabricación de telefonía. Sus prestaciones y su precio los hacen irresistibles para la mayoría de bolsillos y suelen estar destinados a un público poco exigente. Actualmente lo encontramos a un precio de tan solo 69,99 euros.

Tamaño reducido pero favorecedor

Acostumbrados a terminales cada vez más grandes que rara vez bajan de las 6 pulgadas, el Cubot Note 7 es un teléfono pequeño, de 5,5 pulgadas del que llama la atención su bonito diseño (disponible en color azul, negro o rojo) fabricado en plástico y su buena adaptabilidad a todo tipo de manos, con un peso de tan solo 144 gramos. Hay que destacar que tiene un frontal muy bien aprovechado, con un 91 % de superficie de pantalla útil gracias a su notch en forma de gota y a sus marcos reducidos.

En la parte trasera Cubot ha querido incluir un módulo de tres cámaras situadas arriba a la izquierda, encuadradas en un pequeño rectángulo. En el borde derecho del teléfono destaca la clásica botonera lateral con la que encender el teléfono y subir el volumen y, por abajo, entrada jack 3.5 para auriculares. 

También incorpora batería extraíble y entrada a tarjeta microSD para poder expandir la memoria del dispositivo hasta 128 GB.

Hardware limitado, pero que cumplen con lo esperado

Las especificaciones del Cubot Note 7 son muy limitadas. En cuanto a su procesador y memoria RAM, un Mediatek MTK 6737 de 4 núcleos y 2 GB respectivamente son más que suficientes para navegar por la red, usar aplicaciones no muy pesadas o exigentes y algún que otro juego de bajo contenido gráfico. A pesar de sus 2 GB de RAM que podrían parecer algo cortos a simple vista, el Cubot Note 7 se responde sin muchos problemas en multitarea, pudiendo dejar abiertas 2 o 3 aplicaciones a la vez sin tener que sufrir ralentizaciones.

De esto último es responsable su software Go, la versión reducida y optimizada de Android 10 que consigue ahorrar hasta un 40 % más que su hermano mayor.

Cámaras y batería del Cubot Note 7

Aunque podamos pensar que los 3100 mAh de batería no sean suficientes para llegar al final del día sin tener que volver a cargar el teléfono, lo cierto es que el procesador y la pantalla de 5,5 pulgadas cumplen la función de que el Cubot Note 7 pueda llegar hasta las 12 horas de pantalla de uso intenso.

En cuanto a sus tres cámaras, este terminal no destaca por la calidad de sus fotos, aunque cumple con lo esperado en la mayoría de los casos. En la parte trasera se encuentra su sensor principal de 13 megapíxeles con lente fotosensible de 0,3 megapíxeles y linterna LED. La cámara frontal dedicada a los selfies con 8 megapíxeles incluye desbloqueo por reconocimiento facial.

Estamos ante un teléfono que cuesta menos de 70 euros y que reúne todo lo necesario para alguien que busca satisfacer las necesidades básicas de telefonía. Su funcionamiento es fluido y estamos seguros de que dejará más que satisfechos a la mayoría de los usuarios.

COMPRAR

Doogee X95 PRO: un muy buen teléfono por menos de 100 euros

Al igual que Cubot, la compañía China de Doogee, escuchando las peticiones de sus seguidores, sigue lanzando al mercado versiones reducidas de smartphones que, por un precio muy bajo, casi siempre inferior a los 100 euros, ofrecen un hardware y software más que suficiente para el público poco exigente, pero que busca un terminal solvente en el día a día. Actualmente se encuentra a un precio de tan solo 99,99 euros.

Diseño y apariencia del Doogee X95 PRO

El diseño y la apariencia de este teléfono de 2021 son muy parecidas a la de su predecesor. Llaman la atención la triple cámara trasera del terminal y su frontal con notch en forma de gota sobre la pantalla IPS de 6,52 pulgadas, la cual nos presenta una resolución de 1200 x 540 píxeles para ofrecer contenido multimedia en HD. Con materiales fabricados en plástico y disponible en tres colores (azul, negro y verde) el Doogee destaca por su atractivo diseño y por su grosor de 8.8 mm y peso de 192 gramos. Es un teléfono que, aunque es algo grande si lo comparamos con el Cubot Note 7, se adapta bastante bien a la palma de la mano gracias a sus dimensiones de 167 x 77,4 x 8,9 mm.

Conectividad y rendimiento del teléfono

En el apartado de conectividad el Doogee cuenta con microUSB y slot para tarjetas microSD de hasta 128 GB. El rendimiento del procesador de este Doogee (Mediatek Helio A20 a 1,3 Ghz) se queda algo justo para correr el sistema operativo Android 10. Y es que, a pesar de sus 4 GB de RAM al teléfono le cuesta bastante desenvolverse bien con la multitarea, por lo que no será raro ver alguna que otra congelación de apps. Uno de los puntos más fuertes del teléfono son sus 32 GB de almacenamiento en ROM, ampliables con tarjeta microSD si se nos quedan cortos.

Rendimiento de cámaras y batería

Las cámaras principales, con sensores de 13 y 2 megapíxeles, ofrecen un rendimiento algo limitado para la fotografía nocturna, aunque para tomar fotos durante el día puedan responder correctamente. La cámara frontal con 5 megapíxeles es simple, con reconocimiento facial y resultados nada llamativos en fotos selfie. 

La autonomía Doogee X95 PRO es algo que no defrauda, gracias a su batería de 4350 mAh que permite no tener que tirar de cargador al menos, no antes de un día y medio. 

En definitiva, el móvil Doogee funciona bien con tareas sencillas, como la navegación web, el uso de aplicaciones no muy exigentes o la reproducción de vídeo y música.  El usuario que se haga con el terminal quedará encantado sobre todo por su gran pantalla y por su buen rendimiento. No se le puede pedir más a un teléfono tan barato.

COMPRAR

Después de conocer algunos de los teléfonos más económicos del mercado y con una buena relación calidad-precio, te animamos a que elijas el terminal que más va contigo según tus necesidades y precio. Y tú, ¿con cuál te quedas? ¿Cuál es tu vencedor de Cubot vs. Doogee?