Las negociaciones de ajustes en Vocento han entrado en barrena. Al menos en una de las empresas del grupo. Los empleados de Vocento Gestión de Medios y Servicios, la filial de servicios generales (informáticos, administración), ha celebrado una asamblea este viernes en la que ha acordado ponerse en huelga para protestar por los términos de los recortes planteados por la dirección, según fuentes de los trabajadores consultadas por Vozpópuli.

En concreto, la propuesta de declararse en huelga ha recibido el apoyo de unos 120 trabajadores de un total de 170 que forman parte de esta sociedad. No ocurría algo similar en el grupo desde el ERE de ABC ejecutado en 2009. El nudo gordiano de las negociaciones, según detallan estas fuentes, es cómo se debe repartir el peso de los recortes.

Los trabajadores han pedido que los ajustes sean proporcionales en función de los sueldos y que las retribuciones más altas soporten un recorte mayor que las más bajas. Denuncian que la editora de ABC ha propuesto un recorte igual para todos, sin diferenciar entre salarios bajos y altos.

Vocento señala a este diario que las negociaciones siguen abiertas y que su voluntad es la de seguir en conversaciones con los trabajadores para llegar a un acuerdo. La empresa todavía no ha recibido ninguna convocatoria formal de huelga.

Vocento negocia recortes en todo el grupo

La decisión de ir a la huelga se produce apenas unos días antes de la celebración de la Junta General de Accionistas de la editora, que se celebrará el próximo martes 20 de abril en Bilbao.

Los representantes de la empresa han advertido a los trabajadores de las distintas áreas de negocio del grupo de la necesidad de ajustar costes laborales, ante el impacto que ha tenido la crisis de la covid-19 en los ingresos de los medios de comunicación. Tanto en la facturación publicitaria como en la venta de ejemplares en los quioscos.

Como ya publicó este diario, Vocento ha adoptado una doble estrategia: en las empresas del grupo con convenio en vigor, proponer un recorte en las remuneraciones; y en las áreas con el convenio por renovar, incluir esta reducción salarial en el nuevo acuerdo laboral.

Hay que tener en cuenta que los empleados de la editora de ABC han sufrido diferentes ajustes laborales durante los últimos años. Sin ir más lejos, la empresa presentó un Expediente de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) durante algunos meses de 2020 que implicó la reducción de jornada de su plantilla.

El grupo cuenta con actividad en los sectores de la televisión, la gastronomía, los eventos o de los clasificados online, pero todavía cuenta con una elevada exposición al negocio del papel, en declive desde hace más desde la llegada de internet y la expansión de la prensa digital