Medios

La prensa y las televisiones diseñan planes para afrontar los peores escenarios del coronavirus

Los medios han extremado las precauciones para que el coronavirus no se extienda en sus empresas. Han restringido viajes, han optado por la desinfección de cámaras y micrófonos; y han advertido a sus trabajadores de que, ante la duda, lo mejor es teletrabajar.

Ciudadanos portan mascarillas
Ciudadanos portan mascarillas EFE

Un colaborador de Radio Nacional de España reconocía esta semana su sorpresa por el intenso olor a lejía del estudio en el que se graba el programa en el que participa habitualmente, que, al parecer, había sido cuidadosamente desinfectado después de que se detectara un caso de coronavirus en ese medio de comunicación. “Nunca había visto las almohadillas de los micrófonos tan limpias”, expresaba. Claro, ese material resulta especialmente sensible, puesto que está en contacto con la boca.

Los portadores de esta infección -al menos, los diagnosticados- se han multiplicado por 15 durante la última semana en España y eso ha obligado a las empresas a trazar planes de contingencia para evitar que la enfermedad se extienda por sus plantillas. Sin ir más lejos, el pasado jueves se desalojó el edificio de EY en Madrid después de que a uno de sus trabajadores le detectaran el coronavirus. La orden fue: durante los próximos 15 días habrá que teletrabajar.

Los medios de comunicación no son ajenos a este hecho y han elaborado protocolos para prevenir la expansión del virus entre sus empleados. También para que, en caso de infección y cuarentena, puedan mantener su actividad.

El primer caso en un diario generalista se detectó hace unos días en El País. En concreto, en un periodista de la publicación ICON que recientemente viajó a Italia. Dentro de la cabecera, se ha elaborado un protocolo de prevención que es común al de otras empresas; y que aconseja limitar al máximo las reuniones numerosas, mantener un metro de distancia con otras personas -especialmente, si tienen fiebre o tos- y lavarse las manos con abundante agua y jabón. También la de evitar los viajes profesionales a zonas de riesgo cuando sea posible.

Medios de matriz italiana

La preocupación se instaló en El Mundo unos días antes de que la enfermedad llegara a España. Entonces, sus sindicatos transmitieron que el riesgo en esta empresa es mayor que en otras de la competencia, dado que su principal accionista es italiano -RCS MediaGroup- y el 'puente aéreo' entre Milán y Madrid podría facilitar la llegada de la enfermedad. Fuentes de Unidad Editorial explican que recientemente se ha establecido un protocolo para 'teletrabajar' si se contra el virus y para realizar el periódico desde fuera de la redacción en el caso de que se establezca alguna medida de cuarentena.

Desde el Grupo Vocento inciden en que sus periódicos cuentan con planes de contingencia similares a los que han establecido los otros dos diarios generalistas. Asimismo, recuerdan que los dos únicos casos que se han registrado en la compañía son los de dos trabajadores del periódico Las Provincias, de Valencia, si bien eso no ha afectado a la actividad del diario. Tampoco ha provocado, de momento, la suspensión de ninguno de los eventos publicitarios.

La situación es más compleja en el caso de las televisiones, dado que existen una serie de tareas técnicas y de producción que no pueden realizarse a distancia, lo que ha obligado a establecer protocolos más amplios, tal y como explican.

Mediaset -al igual que otras empresas- ha habilitado un espacio en su intranet donde se establecen las medidas preventivas y la manera en la que sus trabajadores deben proceder en el caso de experimentar los síntomas de la enfermedad.

También se han difundido una serie de rutinas de higiene que deben cumplirse con las instalaciones y utensilios; y se ha realizado un estudio con “las medidas tecnológicas” que deberán ponerse en marcha “en el caso de que un amplio volumen de trabajadores tuviera que trabajar desde su domicilio particular”.

“Todo se va actualizando constantemente en función de las novedades y la evolución de la enfermedad. La última actualización ha consistido en suprimir los viajes a zonas de riesgo y, mantener a punto los equipos portátiles de trabajo por si surgiera la necesidad de teletrabajar”, han detallado desde el grupo.

Controlar al público invitado

En Atresmedia, han puesto en marcha medidas similares y han pedido a las empresas externas que extremen los controles con sus trabajadores. También a las que se encargan de 'reclutar' público para sus programas, a las que han solicitado que pregunten, entre otras cosas, si los interesados padecen algún síntoma del coronavirus o han viajado recientemente a zonas de riesgo.

También -apuntan- han establecido medidas de desinfección para los que equipos técnicos -como las cámaras- que participan en las coberturas y han establecido protocolos para teletrabajar en caso de que se contraiga la infección.

De momento, la actividad de ninguna de las empresas mediáticas se ha visto especialmente condicionada por la infección, que no se ha extendido en ninguna redacción. Ahora bien, los responsables de algunas de estas compañías estudiaban este viernes la posibilidad de restringir la asistencia de sus periodistas -en la medida de lo posible- a actos multitudinarios o incluso a las ruedas de prensa.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba