El País

Tensión en ‘El País’: varios jefes recriminan a su director la “deriva editorial” del diario

Antonio Caño ha mantenido recientemente una tensa reunión con varios redactores jefe y responsables de sección. En el encuentro, le trasladaron su malestar por la línea editorial que ha adoptado el rotativo en asuntos como la crisis del PSOE. Hace unas semanas, se disculpó por carta ante 500 suscriptores por el tono empleado por el diario para criticar a Pedro Sánchez.

El director de 'El País', Antonio Caño
El director de 'El País', Antonio Caño EFE

Fue en una reunión que se celebró la semana pasada en la redacción de El País, en Madrid. Su director, Antonio Caño, llamó a consultas a los redactores jefe y a los encargados de las diferentes secciones para sondear su opinión acerca de la línea editorial del diario, fuertemente criticada por su beligerancia contra Pedro Sánchez y contra los partidarios del voto negativo a la investidura de Mariano Rajoy. Durante el encuentro, fueron varios los responsables que se enfrentaron a Caño y expresaron su disgusto por la posición ideológica que ha adoptado la cabecera. También por el tono empleado en algunos de los editoriales, que consideran que ha sido poco equilibrado.

Fuentes del periódico detallan a Vozpópuli que fue el propio Antonio Caño quien se interesó por la opinión de los miembros de su equipo sobre este tema. En un primer momento, los presentes dieron la callada por respuesta, pero, ante la insistencia del director, fueron varios los responsables que optaron por intervenir. En la mayoría de los casos, en un tono crítico con el rumbo editorial del periódico.

El discurso exhibido por el director no fue distinto al que mantuvo en la carta que envió recientemente a los 500 suscriptores que decidieron darse de baja del diario hace unas semanas, descontentos por el modo de abordar la crisis del PSOE por parte de los editorialistas del diario. Es decir, Caño reconoció que quizá el tono empleado para criticar la postura de Sánchez había sido excesivo, pero incidió en que un periódico que aspire a ser una referencia debe tener siempre una opinión clara y firme sobre los asuntos que marcan la actualidad informativa.

El tono dialogante que exhibió el director de El País durante esa reunión –según describen fuentes internas- contrasta con la contundencia con la que se ha empleado con algunos periodistas cuando han expresado su desacuerdo con sus decisiones.

Varios responsables del rotativo lamentaron la opinión del rotativo en temas como la crisis del PSOE.

Sin ir más lejos, el pasado 29 de noviembre, después de que El País se refiriera a Pedro Sánchez como un “insensato sin escrúpulos” en un editorial, Caño se negó a dar explicaciones sobre esta decisión a su Comité de Redacción. “Argumentó que no iba a aceptar ningún debate sobre la línea editorial y que es el único responsable de la misma”, señaló este órgano.

Descontento con Caño

La cúpula directiva de El País hace tiempo que es consciente del malestar de una buena parte de los periodistas con el rumbo del diario. De hecho, el Comité de Redacción ha llegado a lamentar en sus comunicados que la cabecera no disponga de una línea editorial “clara y congruente”. "Los tiempos demandan modelos más estimulantes de trabajo en equipo, un ambiente más creativo que evite los riesgos de desafección hacia el producto que se está elaborando como consecuencia de la pérdida de la calidad informativa que constatamos”, exponía este órgano en uno de sus textos.

Cabe recordar que, pocos días antes de que Caño fuera confirmado como director de El País, se filtró un informe elaborado por el propio periodista en el que acusaba al anterior staff del rotativo, encabezado por Javier Moreno, de estar muy alejado de la redacción. Pues bien, dos años después de su nombramiento, no se puede decir que la sintonía del máximo responsable de la cabecera con sus trabajadores sea mucho mejor. De hecho, le han trasladado en varias ocasiones su desacuerdo con su ‘modus operandi’.

Los periodistas de El País criticaron hace unos meses, en un duro comunicado, la pérdida de calidad informativa del rotativo.

Entre las decisiones que más han molestado entre sus redactores se encuentra la de prohibir la realización de una encuesta de 60 preguntas para “calibrar el estado de ánimo, las inquietudes de la redacción y su opinión sobre aspectos tan relevantes como la independencia del periódico, la línea editorial, la dirección, las primeras páginas y las secciones”.

Ante este veto, el Comité ha decidido realizar un informe, a partir de las opiniones recabadas entre los periodistas, que presentará en los próximos días. Según fuentes de la redacción, se espera que este documento sea muy crítico con Caño y con el rumbo tomado por el diario en los últimos años. Especialmente desde que Prisa refinanció su deuda y dio entrada en su accionariado a una parte de la banca acreedora.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba