La primera ministra británica, Theresa May, ha mantenido una charla "enérgica" con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al que ha reprochado su forma de describir las dificultades del Brexit, en un tenso encuentro tras el cual la 'premier' ha asegurado que obtendrá más garantías del los líderes de la UE para salvar el acuerdo de divorcio en el Parlamento británico.

"Hay trabajo por hacer, pero está claro que podemos buscar más aclaraciones", ha asegurado May en una rueda de prensa al término de la segunda jornada del Consejo europeo que se celebra en Bruselas.

"Mis discusiones con los colegas hoy han mostrado que otras aclaraciones y discusiones, tras las conclusiones del Consejo, son, de hecho, posibles", ha añadido, en una versión que contradice lo dicho por el bloque en cuanto a que las garantías "políticas" que le han dado en esta cita cierran el proceso y no habrá más aclaraciones de naturaleza jurídica.

Calendario

La primera ministra mantiene que hay un calendario claro que le obligará a someter el Tratado de Retirada al voto del Parlamento británico "antes del 21 de enero", por lo que ella y el resto de gobiernos europeos trabajarán de manera "expeditiva en los próximos días" para concluir lo que los diputados "necesitan".

En cuanto a la polémica con Juncker, la 'premier' ha reconocido una discusión "enérgica", pero le ha quitado hierro al considerar que es un tipo de conversación habitual "cuando se tiene una relación de trabajo".

"El resultado de esto ha sido la claridad de que cuando dijo esta frase en particular se refería al nivel general del debate (en Reino Unido)"

"El resultado de esto ha sido la claridad de que cuando dijo esta frase en particular se refería al nivel general del debate (en Reino Unido)", ha zanjado la mandataria británica.

Nebulosa

May se refería al momento en que ha llegado a la sala de reuniones en donde los 28 han mantenido sus sesión de trabajo, cuando ella se ha dirigido a donde estaba Juncker instalado, solo, y le ha reprochado con gesto muy serio que la llamara "nebulosa" en la rueda de prensa de la noche del jueves.

Juncker ha negado en ese momento que usara esa expresión para definir a la primera ministra, pero la discusión ha continuado de manera tensa hasta que se ha acercado el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, para interrumpir la conversación y calmar la situación.

Fuentes próximas a Juncker consultadas por Europa Press han considerado el asunto resuelto tras la conversación con May que ha servido para aclarar lo sucedido, al tiempo que han achacado lo sucedido a que "los divorcios nunca son momentos felices".

En realidad, Juncker dijo durante la conferencia de prensa que "el debate (en Reino Unido) era a veces nebuloso e impreciso" y que le gustaría tener algunas aclaraciones. Antes había destacado el "combate virtuoso y valiente" emprendido por May en Londres, aunque lamentó que los resultados "no estén ahí".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba