El Congreso de Perú ha aprobado este viernes inhabilitar al expresidente Martín Vizcarra para ejercer cargos públicos durante 10 años, una decisión que se toma en el marco de su vinculación con el caso 'Vacunagate'.

El pleno del Congreso ha tomado esta decisión al hallarle responsable de haber cometido seis infracciones a la Constitución del país en su mandato como presidente --en el periodo de 23 de marzo de 2019 a 9 de noviembre de 2020-- al haberse vacunado contra la covid-19 de forma irregular así como permitir que se vacunen su esposa, Maribel Díaz, y su hermano mayor, César Vizcarra, según recoge El Comercio.

Vizcarra, congresista electo por el partido Somos Perú en las elecciones celebradas el pasado domingo para el período 2021-2026, ha sido incapacitado junto con la exministra de Salud Pilar Mazetti, y la exministra de Exteriores Elizabeth Astete, por ocho años y por un año, respectivamente.

El Legislativo ha aprobado la inhabilitación de Vizcarra con 86 votos a favor y sin votos en contra ni abstenciones, en una sesión de dos horas en la que algunos congresistas han relacionado al expresidente con "una organización criminal".

Vizcarra ha respondido a esta decisión, a través de su cuenta de Twitter, tildándola de "ilegal" e "inconstitucional". "Al mismo estilo de las dictaduras, este Congreso, que ha perdido toda legitimidad, pretende eliminar a sus enemigos políticos a través de unos cuantos votos", ha dicho.

Asimismo, ha mostrado su interés en revocar su inhabilitación y, junto a su abogado, ha insistido en que el proceso se ha realizado de forma irregular. "Ya hemos presentado un recurso de amparo ante el Poder Judicial y una medida ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos", ha asegurado el exmandatario a los medios peruanos.

La exministra Mazzeti consideró previamente la petición de su inhabilitación política "desproporcionada" con su trabajo al frente de la cartera de salud peruana. "La evaluación de los hechos nos parece incorrecta, por lo tanto, la sanción que se me pretende imponer no guarda relación alguna con la conducta que he seguido en el desempeño de mi cargo", dijo la exministra, según recoge RPP.

'Vacunagate'

La comisión investigadora de este escándalo de las vacunas en Perú, conocido como 'Vacunagate', informó de que 470 personas se vacunaron de manera irregular, entre ellos Vizcarra, su esposa y su hermanos, así como funcionarios, autoridades de los ministerios de Salud y de Exteriores, sus familiares, e incluso otra serie de personas que no guardaban relación con ellos.

Según los informes, Vizcarra recibió la vacuna de Sinopharm contra el coronavirus del laboratorio chino Sinhoharm durante el periodo de ensayo de fase 3 del fármaco que se llevó a cabo a finales de 2020 en Perú.

Por ello se presentó una denuncia contra Vizcarra y el resto de implicados por los delitos de falsificación documental, organización criminal, tráfico de influencias, cohecho, malversación, y utilización indebida del cargo.