Rey Juan Carlos I

Así está siendo el verano del Rey emérito entre Sanxenxo, Saint-Tropez e Irlanda

A diferencia del resto de su familia, el Rey emérito no ha pisado Mallorca y tampoco se espera que lo haga por el momento. ¿Quieres saber cuáles están siendo sus destinos de este verano?

Así está siendo el verano del Rey emérito entre Sanxenxo, Saint-Tropez e Irlanda
Así está siendo el verano del Rey emérito entre Sanxenxo, Saint-Tropez e Irlanda Gtres

El Rey Juan Carlos I está siendo el gran ausente de este verano en el palacio de Marivent. Está claro que ya no tiene las obligaciones institucionales de antes ni las maritales. El pasado 17 de julio l fue el último acto oficial del Rey emérito con motivo del décimo aniversario del fallecimiento de Rodrigo Uría Meruéndano y la tercera edición de los premios Rodrigo Uría Meruéndano de derecho del arte. Después, no le hemos vuelto a ver el pelo.

El monarca ha estado el verano acompañado de sus amigos y está disfrutando sobre todo de las regatas. Primero estuvo en Saint-Tropez, lujosa localidad de la Costa Azul, donde tiene a muchos amigos entre los que se encuentra la condesa Marina Cicogna, una amiga íntima, con la que se le ha visto últimamente también por Madrid. Además de navegar,ha frecuentado los restaurantes y locales más exclusivos de la zona, según informa ‘LOC’.

Después se marchó a Sanxenxo, donde estuvo cinco díasentrenando con su nueva ‘pandilla de amigos’ para el campeonato del mundo de veleros clásicos que tendrá lugar a finales de septiembre en Toronto. En las Rías Baixas se encuentra su barco, el Bribón, una embarcación que Josep Cusí le compró en Dinamarca.

A finales de julio puso rumbo a Irlanda, concretamente a Clonmellon, una pequeña villa ubicada a una hora de Dublín. El Rey emérito fue uno de los invitados a un evento social organizado por una pareja de amigos suyos de origen mexicano, el banquero Allen de Jesús Sanginés-Krause, ex director de Goldman Sachs en España, y su mujer Lorena. Se trataba de la inauguración de la reformada iglesia de San Juan Bautista, convertida ahora en un espacio de arte y jardines. También pudo visitar el castillo de Killua, que Sanginés-Krause adquirió en 1999 y acaba de restaurar convirtiéndolo en una lujosa residencia y sacándolo de la ruina.

A finales de agosto, concretamente los días 19 y 20, volverá a las Rías Baixas con motivo de la regata de San Vicente.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba