Mientras que a España llegarán 87 millones de vacunas entre abril y agosto, según lo prometido por Pedro Sánchez, el Gobierno alemán solo pone la mano en el fuego por una cantidad inferior de dosis para su país, que tiene el doble de habitantes. La canciller Angela Merkel ha repetido una y otra vez que serán capaces de ofrecer en verano una vacuna a cada alemán, es decir, 83 millones de vacunas de acuerdo a su población.

Fuentes sanitarias alemanas señalan a Vozpópuli que unas predicciones tan detalladas como las de Sánchez son "inéditas" en el país germano. "Lo que sí repiten siempre Merkel y sus ministros es que hasta finales de verano, y si todas las empresas farmacéuticas cumplen con sus promesas, se va a poder ofrecer a cada alemán una cita para darle una vacuna", menciona Dominik Schneider, médico internista.

La forma en que la canciller anuncia la llegada de nuevas vacunas se antoja menos temeraria. "Las predicciones del Gobierno alemán respecto a la vacunación siempre se realizan con mucho cuidado, argumentando que el proceso depende de si las promesas de la industrias farmacéutica se cumplen".

Merkel sigue la línea de prudencia marcada por la Comisión Europea, que, como adelantó este diario, no conoce la cifra exacta de vacunas que llegará el tercer trimestre. Lo cual no quiere decir que no se hayan comprado vacunas para este período sino que, ante los incumplimientos que han protagonizado los laboratorios, la institución prefiere mostrarse cauta, al igual que Alemania.

La pandemia está pasando factura a Merkel, que ostenta la Presidencia alemana desde hace 16 años. "Todo el mundo está muy decepcionado con el Gobierno y con cómo gestionan las vacunas. Antes parecía imposible un cambio de mandatario en las elecciones de otoño pero ahora parece una posibilidad", argumenta Schneider.

Alemania comprará vacunas en solitario

El fiasco de la compra de vacunas por parte de la Comisión Europea ha llevado a Alemania a plantearse la compra unilateral de la vacuna rusa Sputnik V. Así lo ha puesto sobre la mesa el ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn. Eso sí, ha especificado que las entregas no tendrían lugar hasta que la Agencia Europea del Medicamento aprobase esta vacuna.

Este último requisito tampoco es imprescindible, ya que países europeos como Hungría o Austria ya han comprado millones de dosis de la vacuna Sputnik V. En el caso de Hungría, además, lleva meses administrándose.

¿Pueden las comunidades autónomas comprar sus propias vacunas?

Fuentes de la Comisión Europea explican a este diario que "para aquellas vacunas ya negociadas o compradas por la Comisión no puede haber negociaciones paralelas de los Estados Miembros".

Sin embargo, "en el caso de las vacunas que no están en la cartera de compra de la Comisión (ej. la Sputnik) los Estados Miembros son libres de negociar/comprar. Sobre si las comunidades autónomas pueden hacerlo es algo que depende del reparto de competencias de España; eso no es algo que dependa de la Comisión".

Según la legislación española, nada impide que las comunidades autónomas puedan comprar vacunas. De hecho, ya lo hacen cada año para, por ejemplo, la gripe. Eso sí, por el momento solo Madrid ha mantenido conversaciones con los proveedores de la vacuna Sputnik y en ningún caso para hacer una compra en solitario, como afirman fuentes de la Consejería de Sanidad.

"Buscamos encontrar un preacuerdo para todo el Sistema Nacional de Salud (SNS) de cara a la aprobación de la vacuna por parte de la EMA", señalan. La otra comunidad autónoma que se ha mostrado a favor de una posible compra autonómica de vacunas es Andalucía, aunque siempre que estén aprobadas por la EMA.

Ya hay un caso de una región europea que ha comprado dosis por su cuenta. Se trata de Baviera, un estado alemán que ha comprado por su cuenta 2,5 millones de vacunas.