El presidente del Gobierno ha marcado un organigrama de administración de vacunas que, solo un día después, que podría quedarse en papel mojado si las comunidades autónomas aceptan la propuesta de Sanidad de limitar a mayores de 60 la vacunación con AstraZeneca. No es la primera vez que Sánchez hace el 'triple salto mortal' con sus predicciones para la pandemia, que hasta la fecha no han ido del todo bien. La última, asegurar que España recibirá 87 millones de dosis entre abril y septiembre.

Es decir, Sánchez conoce con exactitud cuántas vacunas llegarán a nuestro país en el segundo y el tercer trimestre, algo que la propia Comisión Europea, mucho más cauta, que es quien nos manda las dosis, desconoce. Según señalan a Vozpópuli fuentes del organismo europeo, "todavía es pronto y la Comisión Europea no tiene una cifra estable de vacunas que comunicar para el tercer trimestre". 

En cambio, la Unión Europea sí ha dado una cifra de vacunas que llegarán al continente en el segundo trimestre: 360 millones de dosis. A España le corresponderían alrededor de 36 millones de vacunas de esta remesa. Esto implica que, para que se cumpla la promesa de Sánchez, deberán llegar 51 millones de dosis solo en el tercer trimestre, aunque el presidente señaló en rueda de prensa que para este trimestre llegarían 48 millones de dosis.

Por tanto, España tendría que recibir entre julio y septiembre tres veces más vacunas que las que han aterrizado en nuestro país entre enero y marzo (9,6 millones de dosis).

Si ni siquiera la Unión Europea se atreve a confirmar un dato sobre las vacunas que llegarán el tercer trimestre, ¿en qué se basa la predicción de Sánchez? Este diario se ha puesto en contacto con el Ministerio de Sanidad para consultar quiénes serán los proveedores de estas 87 millones de vacunas, a lo que ha respondido que "se irá informando" por los canales oficiales.

Las vacunas que prevé el Gobierno

Este martes el Ministerio de Sanidad actualizó su informe de vacunación y ahora incluye el número de dosis que España ha adquirido para los tres primeros trimestres del año:

  • Pfizer: 43.955.845
  • Moderna: 19.722.800
  • AstraZeneca: 12.232.200
  • Janssen: 17.598.400

La suma de estas remesas hace un total de 93,5 millones de dosis, pero si restamos las del primer trimestre se nos quedan en 83,9 millones. Seguirían faltando vacunas para llegar a las 87 millones prometidas, pero cabe esperar que las restantes correspondan a la alemana CureVac, todavía no aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), aunque Sánchez ya daba por hecho en su discursos que iba a estar disponible cerca de junio.

Además, en el caso de AstraZeneca, el informe de Sanidad reconoce que "la distribución de las dosis adquiridas de AstraZeneca para el tercer trimestre no han sido aún confirmadas por el fabricante". Sin embargo, Sánchez sí que ha contado con ellas para su promesa.

Otro de los factores fundamentales para que se cumpla la predicción de Moncloa es que Janssen mande en el tercer trimestre (12 millones) más del doble de las dosis que mandará en el segundo (5,5 millones). No olvidemos que estas vacuna ya se retrasó hasta mediados de abril.

Por el momento, el Gobierno de España no se moja sobre el plazo en que vendrán las vacunas según cada proveedor.

Ritmo de vacunación

Junto con el suministro de vacunas queda por delante el reto de alcanzar un ritmo de vacunación que permita llegar al objetivo de 33 millones de vacunados el 31 de agosto. Para ello, habría que multiplicar por tres el ritmo actual.

En su comparecencia, Sánchez presumió de que España "tiene una cobertura de vacunación con una dosis en mayores de 80 del 70,1%", mientras que "la media en Europa es del 60%". Otros datos no hablan también de nuestra velocidad de administración de dosis. Por ejemplo, en porcentaje de población con una vacuna España es superada por países como Serbia, Hungría o Chile.

Nuevo canal de debate

Debido a los trabajos de mejora que estamos desarrollando en Vozpópuli, suspendemos temporalmente la sección de comentarios. En los próximos días pondremos a disposición de nuestros lectores un nuevo canal de debate en el que podrán seguir trasladándonos como hasta ahora sus ideas y opiniones.