El relato sobre ETA está de moda y en un permanente debate. Para clarificar los conceptos, llamando a las cosas por su nombre, el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo y la Fundación Fernando Buesa ponen en marcha un glosario audiovisual que recoge hasta 66 términos relacionados con el terrorismo. Mediante vídeos de unos dos minutos de duración, profesionales del mundo académico explican el significado de todas estas palabras de uso común que componen un diccionario imprescindible

¿Cómo se define exactamente el "terrorismo"? ¿Cuántos tipos del mismo ha habido en España? ¿Qué fueron la kale borroka, el "gudarismo" o el "síndrome del norte"? ¿Quiénes hablan de "conflicto vasco" y por qué? ¿Qué quieren decir exactamente en este contexto palabras como "memoria", "olvido", "perdón", "justicia", "verdad" o "reinserción"? ¿Cuál es el "significado político de las víctimas del terrorismo"? 

El glosario incluye también conceptos tan relevantes y actuales como la "política penitenciaria", los "discursos de odio", los "crímenes sin resolver", "la deslegitimación de la violencia" o el "deber de memoria". O las definiciones sobre sentimientos tan profundos y dolorosos como "miedo", "duelo", "reparación", "trauma" o "revictimización".

El mundo académico

Para encontrar respuestas sobre todos estos términos, algunos de ellos rebosantes de controversia, solo hay que entrar en la página web www.glosariovt.com. En ella están colgados todos los vídeos que protagonizan 22 profesionales del mundo académico entre los que se encuentran catedráticos como Luis Castells, Adela Asua, Antonio Rivera y Martín Alonso. Cada una de estas pequeñas piezas audiovisuales, también accesibles en Youtube, está acompañada de la transcripción del vídeo y la bibliografía donde se puede encontrar más información sobre cada palabra. 

El director del Memorial, Florencio Domínguez, explica que se incluyen “66 términos de uso cotidiano o en medios de comunicación”, cuya precisión quieren difundir “pensando en los más jóvenes que no conocieron el terrorismo”.

Los coordinadores de este glosario son Gaizka Fernández Soldevilla, del Centro Memorial, y Eduardo Mateo Santamaría, de la Fundación Fernando Buesa. En la presentación del proyecto, el director del Memorial, Florencio Domínguez, explicaba que se han incluido “66 términos de uso cotidiano o en medios de comunicación”, cuya precisión quieren difundir “pensando en los más jóvenes que no conocieron el terrorismo”. En esa línea, Mateo cuenta a Vozpópuli que este proyecto tiene un formato audiovisual precisamente para que llegue a las generaciones más tempranas.

Un debate permanente

La idea surgió, añade, porque justo ahora es cuando más se habla del relato sobre ETA. Son habituales las menciones a todos estos conceptos en el marco del fenómeno de Patria y el consiguiente boom de creaciones audiovisuales y literarias sobre el terrorismo. Mateo asegura que no ha habido ninguna directriz o censura a los encargados de las definiciones. Han tenido libertad plena para explicarse. Por último, cuenta a este diario que esta suerte de diccionario todavía sigue abierto. Cualquier ciudadano puede proponer términos nuevos mediante un formulario

La discusión pública sobre cómo contar qué fue el terrorismo en general y el de ETA en particular no se ha terminado. Y parece lejos de acabarse. La prueba evidente es que, justo hace dos semanas, la líder de Bildu en el Parlamento vasco, Maddalen Iriarte, ponía en duda que el terrorismo etarra hubiera sido injusto, porque la justicia o injusticia dependería de "cada relato". Afirmación que molestó sobremanera al resto de partidos vascos y a las asociaciones de víctimas del terrorismo.