Caja B

El silencio de los últimos imputados en la Caja B del PP aboca la causa a un nuevo archivo

Ni el líder de la trama Gürtel Francisco Correa ni el empresario arrepentido Alfonso García Pozuelo ni el presunto comisionista Plácido Vázquez han prestado declaración esta semana en la Audiencia Nacional. La reapertura de la Caja B ha sido todo un fiasco. Fuentes jurídicas consultadas sostiene con desánimo que "no ha servido para nada".

El líder de Gürtel Francisco Correa.
El líder de Gürtel Francisco Correa. Europa Press

Las comparecencias que han tenido lugar esta semana en la Audiencia Nacional en la causa donde se investiga la presunta financiación irregular del Partido Popular no han servido para arrojar luz sobre las supuestas donaciones que distintos empresarios hacían a la formación conservadora a cambio de obtener adjudicación en obra pública.

La razón es que ni el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, ni el empresario arrepentido Alfonso García Pozuelo, de Constructora Hispánica, y tampoco el presunto comisionista Plácido Vázquez han prestado declaración ante el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5 de la Audiencia, el juez José de la Mata, y el fiscal Antonio Romeral. Todos decidieron acogerse a su derecho constitucional a no declarar y guardar de esta forma silencio.

Ni siquiera Correa –que trata de alcanzar un pacto con la Fiscalía Anticorrupción- ratificó sus declaraciones que hizo en el Juicio de la Primera Época de la red Gürtel cuando afirmó que, a propuesta del extesorero del PP Luis Bárcenas, intermedió con grandes empresas contratistas de la Administración para lograr adjudicaciones a favor de las mismas; a cambio de comisiones que repartió con Plácido Vázquez, con el propio Bárcenas y con el partido de Mariano Rajoy.

Por otro lado, las fuentes jurídicas consultadas explican a Vozpópuli recalcan que el líder de Gürtel ha perdido una "oportunidad de oro" para demostrar que su intento de colaboración con la Justicia era sincero y no una "colaboración a la carta" como le replicó el magistrado De la Mata. 

Así las cosas, las mismas fuentes recalcan que, a menos que aparezca algún dato nuevo, la causa de la Caja B está abocada a ser archivada otra vez por el juez instructor porque las últimas citaciones "no han servido para nada excepto para poner de manifiesto que la colaboración que pretende establecer Correa no es fiable". El juez José de la Mata tendrá que decidir ahora si cierra el caso de forma inmediata o si antes practica las diligencias que las distintas acusaciones populares personadas en este procedimiento estudian solicitar en los próximos días al Juzgado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba