Escalada diplomática entre España y Marruecos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido este martes a las autoridades marroquíes que "defenderá la integridad territorial de España con todos los medios necesarios". Sánchez ha lanzado esta dura advertencia en una declaración institucional en el Palacio de La Moncloa ante la gravedad de crisis migratoria que se vive en Ceuta. Y ha prometido a los ciudadanos que restablecerá el orden en el enclave español lo antes posible.

"La integridad territorial de España y la seguridad de nuestros compatriotas y su tranquilidad y sosiego serán defendidas por el Gobierno de España en todo momento y ante cualquier desafío con todos los medios necesarios", ha dicho Sánchez. "Seremos firmes ante cualquier eventualidad y bajo cualquier circunstancia".

Sánchez ha comparecido ante los medios tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. El presidente ha utilizado un tono grave para evaluar la avalancha de más de 6.000 migrantes que han desbordado Ceuta ante la aparente permisividad de Marruecos. Sánchez ha anunciado la creación de un comité de crisis, ha explicado sus gestiones con el rey Felipe VI y ha prometido que mantendrá un contacto fluido con el líder de la oposición, Pablo Casado, hasta que se calme la situación.

Sánchez viaja a Ceuta y Melilla

El Gobierno ha dicho que devolverá a territorio marroquí a todas las personas que han llegado nadando a territorio español. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que 2.700 ya han regresado a Marruecos en virtud de los acuerdos suscritos entre ambos países.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que confía en estrechar "aún más la relación de amistad con Marruecos", pero ha subrayado que la base de toda buena vecindad es el "respeto mutuo a las fronteras". Sánchez ha anunciado que visitará Ceuta y Melilla en las próximas horas. El presidente coincidirá en la ciudad autónoma con Grande-Marlaska, que también se ha desplazado para supervisar el despliegue militar y policial en la zona. "Mi prioridad es garantizar el control del tránsito de la frontera con Marruecos", ha dicho.

El presidente del Gobierno ha querido dejar claro que los españoles y residentes de Ceuta cuentan "con su apoyo absoluto para velar por su seguridad y garantizar el orden público bajo cualquier circunstancia", y que se está actuando "para restablecer la normalidad con la mayor celeridad posible".

La declaración de Sánchez se ha producido poco después de que el Ministerio de Exteriores llamara a consultas al embajador de Marruecos en España. El Gobierno ha desplegado el Ejército para reforzar las capacidades habituales del Ministerio del Interior en algunos de los puntos críticos de la frontera entre Ceuta y Marruecos. Los efectivos militares se han integrado en las patrullas que llevan a cabo Policía Nacional y Guardia Civil para multiplicar la presencia de las autoridades de la región.

Una solución europea

El otro punto en el que ha incidido Sánchez durante su intervención es en la cooperación europea. El jefe del Ejecutivo ha recordado que Ceuta es frontera de la Unión Europea y ha destacado sus gestiones con los máximos responsables de las instituciones comunitarias. En ese sentido, ha agradecido los mensajes de apoyo recibidos desde Bruselas.

"Hemos analizado conjuntamente la respuesta europea ante esta inusitada crisis migratoria en la frontera exterior de la Unión Europea con Marruecos", ha señalado Sánchez. "Y quiero también manifestar el agradecimiento del Gobierno ante las declaraciones públicas que se están produciendo desde la Comisión Europea".

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha expresado públicamente su "apoyo y solidaridad" con España. En la misma línea, la comisaria de Interior, la socialista sueca Ylva Johansson, ha avisado a Marruecos de que su frontera con Ceuta es también "frontera con la Unión Europea" y ha instado a Rabat a cumplir con sus compromisos de control del paso de migrantes irregulares. Johansson ha reclamado frenar esta llegada "sin precedentes" que se está registrando desde el lunes en la ciudad autónoma.