Más de la mitad (52,7%) de las mujeres en España han mantenido relaciones sexuales sin hacer uso de ningún método anticonceptivo, pese a no querer quedarse embarazadas. Este es uno de los datos principales que arroja la Encuesta sobre Salud Sexual de la Mujer, estudio elaborado por HRA Pharma en colaboración con la empresa demoscópica 40dB, que ha encuestado a 2.235 mujeres de entre 16 y 35 años de toda España, y ha sido presentada este lunes en la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

Con esta macroencuesta se pretende dar conocer el nivel de acceso a información sobre sexualidad y salud reproductiva de la mujer y el nivel de conocimiento en este asunto. “Los datos que arroja la encuesta son muy esclarecedores, y también preocupantes”, afirma Inés Correia, directora general de HRA Pharma Iberia. “Entre las mujeres subsisten índices preocupantes de relaciones sexuales sin protección y muy altos niveles de desinformación sobre salud sexual, hechos que ponen en evidencia una grave falta de información que tiene consecuencias muy negativas”. Estas conclusiones explican en buena parte el elevado número de embarazos no deseados y de interrupciones voluntarias del embarazo en España.

Educación sexual, una asignatura pendiente en España

Los resultados de la macroencuesta indican que hoy día persiste la desinformación y se acredita la irregular e insuficiente tarea de informar adecuadamente a las jóvenes españolas en el ámbito educativo y familiar.

Nada menos que la mitad de las mujeres encuestadas (50,1%) acude a sus amigos/as o a internet para resolver dudas sobre sexo, y sólo el 11,5% lo hace a profesionales sanitarios. Otro resultado llamativo es el de las jóvenes que aseguran no haber recibido información sexual. El dato se sitúa en el 31,8%, lo que pone en relieve el largo camino que queda por recorrer en materia de educación sexual.

Esta realidad se hace más evidente cuando se pregunta cuántas mujeres recibieron información antes de mantener su primera relación sexual. Sólo cuatro de cada diez (43,1%) tuvieron esa posibilidad. Además, de las que afirman haber recibido educación sexual, tres cuartas partes consideran que ha sido sólo científica/biológica y no le ha ayudado a tomar decisiones informadas (46,6%).

Por su parte, casi cuatro de cada diez (38,4%) cree que la educación sexual recibida en el colegio/instituto es inútil o está desactualizada y el 34,9% declara que no aprendió sobre la regla y los ciclos menstruales.

Uso de anticonceptivos

HRA Pharma ha querido conocer también si el uso de los anticonceptivos está extendido entre las mujeres españolas. A pesar de que se ha producido un incremento progresivo del uso de anticonceptivos a escala mundial, casi la mitad de las españolas de entre 16 y 35 años (47,3%) no hace uso de ningún anticonceptivo hormonal (un 58,5% entre las jóvenes de 16 a 19 años) cuando practica relaciones sexuales. 

Por otro lado, la mitad de ellas (un 51,8%) nunca ha usado un anticonceptivo de urgencia (también conocido como “píldora del día después”), porcentaje que se incrementa en el grupo de edad de 16 a 19 años (71,7%). 

El escaso uso de esta solución anticonceptiva se debe a la poca información que las mujeres disponen de este método, según revela la encuesta. Muchas mujeres acuden a sus amigos para informarse sobre la píldora del día después (41,4%), pero sólo un 8,6% ha recibido información de ella por personal médico, sanitario o farmacéutico. Esto pone de relieve los mitos que aún persisten sobre este método. La carencia de la educación sexual y la circulación de falsas informaciones han logrado consolidar en el imaginario femenino una serie de conclusiones falsas y erróneas sobre la píldora del día después, que es una solución que existe en el mercado sin necesidad de receta.

En este sentido, más de la mitad (54,5%) piensa que sólo se puede tomar la píldora de urgencia el día después a las relaciones sexuales sin protección. Y casi seis de cada diez creen erróneamente que la píldora del día después puede provocar infertilidad si se usa muchas veces. Por otro lado, el 56% aún no sabe que este método actúa retrasando la ovulación; casi cuatro de cada diez sigue creyendo erróneamente que es abortiva, y una cuarta parte piensa también equivocadamente que la píldora del día después sólo se puede tomar tres veces en la vida.

“La realidad es que el anticonceptivo de urgencia, como es el caso de ellaOne, no es una píldora abortiva, sino que impide la ovulación y por lo tanto evita que el embarazo se produzca. Su molécula de última generación, acetato de ulipristal, es la más eficaz”, asegura el doctor Guillermo Sellers, director médico de HRA Parma. Añade Guillermo Sellers que “contrariamente a la creencia de que puede causar infertilidad, lo cierto es que no hay evidencias de que la píldora del día después tenga efectos a largo plazo. De hecho, ésta se estabiliza rápidamente después de usar la anticoncepción de urgencia, por lo que se recomienda usar un método anticonceptivo de barrera”.

La sexualidad en tiempos de la covid

Tras más de un año de pandemia en España, se aprecia de forma clara el impacto de la covid-19 en la salud sexual y reproductiva y en las relaciones sexuales.

Así, de acuerdo con los resultados de la encuesta, cuatro de cada diez mujeres (40,8%) afirman que la pandemia ha incidido negativamente en su rutina de salud sexual. Por ejemplo, las mujeres declaran que la pandemia ha retrasado una visita al ginecólogo o centro de planificación familiar; o que han tenido dificultades de acceder a las recetas de su anticonceptivo habitual; por cuestiones económicas o por miedo a salir de casa, han comprado menos anticonceptivos; han mantenido sexo sin protección por la dificultad de acceder a los anticonceptivos, y no han ido a la farmacia por vergüenza a pedir la píldora del día después.

Casi cuatro de cada diez (37,4%) han tenido menos relaciones sexuales durante la pandemia, porcentaje que sube hasta el 47,85% entre mujeres de entre 20 y 24 años. Asimismo, una de cada cuatro mujeres (22,6%) asegura haber mantenido relaciones sexuales con menos personas.

Embarazos no planificados

Guillermo Sellers considera que “el acceso a una buena y correcta educación sexual, no sólo desde el punto de vista científico, sino también en el emocional, es esencial para que las jóvenes crezcan con la información necesaria para poder decidir y tener libertad en su vida sexual”. Incide en que existe una notable desinformación sobre la anticoncepción de urgencia, una solución que evitaría embarazos no planificados, ya que no necesita receta y es muy eficaz.

Recuerda que la carencia de acceso a la educación sexual puede suponer un aumento en los riesgos para la salud de la mujer y un mayor incremento de los embarazos no planeados, y ello se traduce en un número muy abultado de interrupciones voluntarias de embarazo. “De hecho, la desinformación de las mujeres sobre la salud sexual en general y, en concreto, sobre la anticoncepción de urgencia está muy ligada a los últimos datos actualizados muy recientemente por el Ministerio de Sanidad. En este sentido, en España se practicaron en 2019 un total de 99.149 interrupciones voluntarias de embarazo, el 3,26% más que en 2018, siendo el tercer año consecutivo de crecimiento”, concluye el doctor Sellers.