Las declaraciones de la 'Operación Kitchen'

El policía que investigó la 'Gürtel' declara que fue apartado para boicotear su trabajo

Manuel Morocho tuvo la impresión de que le querían "quitar" de la UDEF: "Con el fin de que no pueda seguir desarrollando mi actividad normal. Y eso es un hecho"

Luis Bárcenas (c) durante el juicio en presencia de Pablo Crespo y Francisco Correa, entre otros
Luis Bárcenas (c) durante el juicio en presencia de Pablo Crespo y Francisco Correa, entre otros EFE

En enero de 2015 los agentes del Grupo 21 de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía que investigaban el caso Gürtel vivían un momento "muy convulso", según consta en la declaración ante el juez del caso Kitchen, Manuel García Castellón, de su máximo responsable, el inspector Manuel Morocho. En esas fechas los agentes tenían que elaborar varios informes con la documentación sobre las suizas del extesorero del PP Luis Bárcenas.

"Teníamos una carga de trabajo muy elevada, con unas peticiones y plazos por parte del magistrado muy concretos para elaborar los informes", resaltó el agente, que explicó que debían analizar la documentación recibida de Suiza. "Y nuestro escenario era el de no levantar la cabeza del ordenador y estar pendientes del análisis de esa documentación", prosiguió Morocho en su declaración de 21 de febrero de 2019.

Y pese a ello, el 27 de enero de ese 2015, con gran parte del trabajo encargado por el juez Pablo Ruz por realizar, este mando policial recibió una orden del máximo cargo de la Policía, el director adjunto operativo (DAO), Eugenio Pino. Debía trasladarse de Unidad para realizar otras labores, que debía compaginar con la investigación del caso Gürtel.

"Fue una orden"

"Fue una orden que se me transmitió; el director adjunto operativo me hizo ir a su despacho y me dijo que a partir de ese momento necesitaban que estuviera allí, y que por mor de su categoría y del puesto que ocupaba pues no tenía capacidad de decir que no. Eso se revistió administrativamente bajo el paraguas de una atribución temporal de funciones", que duró un año y medio, hasta el 11 de agosto de 2016. 

Morocho, que no podía ser apartado de las pesquisas sobre Bárcenas, ya que como Policía Judicial solo debía dar cuenta de las mismas al magistrado Pablo Ruz, trató sin éxito de hacer entender a Eugenio Pino que esa decisión perjudicaría las pesquisas de Gürtel.

En detrimento de la investigación

"Le dije que mi traslado de las dependencias que yo habitualmente utilizaba iría en detrimento de la ejecución de aquello que se me había encomendado". Pero no logró que el máximo jefe de la Policía cambiara de opinión, y tuvo que trasladarse y realizar otros trabajos, al mismo tiempo tenía que seguir liderando la investigación policial sobre la trama corrupta vinculada con el PP.

Durante la declaración, al ser preguntado por el fiscal Miguel Serrano sobre si este traslado había sido una promoción o un intento de apartarle del grupo que investigaba el caso Gürtel, Morocho contestó de forma clara: "La primera consecuencia que se produjo es una situación de estrés para mi, puesto que tenía que cumplir una obligación, que era la de asumir la elaboración de informes en el procedimiento, y eso lo que me generaba era dificultad para llevarlo a término", dijo.

El cambio hizo que el procedimiento fuera decayendo y se generaran retrasos en la elaboración de informes que se han ido acumulando en el tiempo

Por ello, Morocho tuvo la impresión de que le querían "quitar" de ahí: "Con el fin de que no pueda seguir desarrollando mi actividad normal. Y eso es un hecho, puesto que el tiempo que estuve allí, a pesar de que intenté compatibilizar ambas cosas, lo que generó es que el procedimiento fuera decayendo y se generaran retrasos en la elaboración de informes que se han ido acumulando en el tiempo. Y la consecuencia que yo tuve es que se resintió mi labor de dirección de los informes del caso Gürtel", reconoció el inspector de Policía.

Pese a la carga de trabajo, el Grupo 21 de la UDEF logró realizar la mayor parte de esos informes, que sirvieron para apuntalar la investigación sobre el dinero oculto de Bárcenas y de sus testaferros, Además consiguieron bloquear 39 millones de euros en Suiza. El extesorero del PP acabó siendo condenado a 33 años y cuatro meses de cárcel.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba