El exjefe de la UDEF José Luis Olivera tapó información relevante sobre un pago sospechoso de 50.000 euros que fue realizado por una empresa del caso Gürtel al extesorero del PP Luis Bárcenas, según se desprende de la transcripción de una conversación grabada por el excomisario José Manuel Villarejo el 16 de febrero de 2017. El juez del caso Kitchen, Manuel García Castellón, ya investiga el patrimonio de Olivera, que no está formalmente imputado.

En la conversación grabada por Villarejo, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, el empresario Adrián de la Joya informa a Olivera de que Bárcenas le había identificado en el juicio de Gürtel como el empresario que le había transferido a Suiza el dinero desde la firma Serena Digital. Según el testimonio del extesorero, los fondos los había recibido en devolución de un préstamo.

Y por eso De la Joya, que es socio de Villarejo, muestra su preocupación, ya que teme que un juez pudiera investigar el pago a Bárcenas, y que incluso tratara de averiguar cómo le había entregado realmente los 50.000 euros: "Entonces me pillan un blanqueo", lamenta el empresario, al que Olivera intenta tranquilizar: "No, no, no".

Tal y como consta en la grabación, el exjefe de la UDEF, que ahora trabaja para la Federación Española de Fútbol, informa al socio de Villarejo de que ya había hablado con una persona, a la que no llega a identificar, para "que le avisara cuando supiera algo". Al final del almuerzo, Adrián de la Joya llega incluso a bromear diciendo que llevaba "toda la vida blanqueando".

Caso 'Gürtel'

En el caso Gürtel el juez Pablo Ruz investigó el cobro del extesorero del PP de 50.000 euros, que fueron abonados por la empresa Serena Digital. Estos fondos acabaron en una cuenta suiza abierta a nombre de Rosalía Iglesias, la mujer de Bárcenas, en el banco Lombard Odier. Sin embargo, este pago no fue finalmente incluido entre las operaciones por las que fue condenado el exsenador del PP; al mismo tiempo que De la Joya no fue investigado por estos hechos.

El extesorero del PP Luis Bárcenas.

Ahora, la Fiscalía anticorrupción considera que gracias a la investigación del caso Kitchen ya dispone de "serios elementos indiciarios acerca de la posible existencia de acuerdos económicos" entre Villarejo y José Luis Olivera.

De hecho, el presunto cabecilla del clan policial llegó a ofrecer los servicios de Olivera al PP para boicotear la investigación del caso Gürtel según consta en una grabación captada en la sede del partido durante un encuentro con la secretaria general de los populares María Dolores de Cospedal. Era el año 2009 y en ese momento Olivera dirigía la UDEF, la unidad de la Policía encargada de investigar los casos de corrupción.

Facilitó información

El ministerio público sospecha que esta relación económica “habría amparado las actuaciones ilícitas de Villarejo, en unos casos facilitándole información de operaciones policiales secretas, y en otros, como en el caso de la operación Kitchen, permitiendo su planificación y ejecución a pesar de conocer su carácter ilícito”.

Por otra parte, tal y como ha puesto de manifiesto otra investigación del caso Villarejo, en concreto la pieza separada denominada Pit, la empresa Serena digital se benefició de un contrato de dos millones de euros de los navieros Pérez-Maura para que esta productora realizara un proyecto de publicidad y marketing audiovisual. "Fue un trabajo superbrillante, no es un montaje. Es un trabajo serio que soporta ese contrato", defendió De la Joya en su declaración judicial.

Vozpópuli se ha puesto en contacto con Olivera, que ha declinado hacer declaraciones acerca del motivo por el que no informó sobre las actividades de Adrián de la Joya con la empresa Serena Digital.