El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que está analizando la posibilidad de "endurecer" las actuales medidas preventivas contra la covid-19, con medidas como una mayor limitación de los horarios de funcionamiento de los espacios cerrados o una eventual reinstauración de los confinamientos perimetrales por municipio o por territorio histórico, para lo que este próximo viernes podría convocar al Consejo Asesor del Plan Civil de Euskadi (Labi).

Urkullu, en declaraciones a los periodistas a su llegada al Parlamento Vasco, ha afirmado, en referencia a la posibilidad de reforzar las restricciones vigentes ante el próximo periodo vacacional de Semana Santa, que "no descarta nada".

El lehendakari ha explicado que el Gobierno Vasco y los expertos que le asesoran "siguen analizando de forma puntual", tanto las decisiones adoptadas este pasado miércoles por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, como la evolución diaria de la pandemia en el País Vasco.

En este sentido, ha indicado que la comisión técnica del Labi -integrada por los expertos que asesoran al Gobierno Vasco sobre la pandemia- se reunió este pasado miércoles y volverá a hacerlo este jueves para continuar analizando la situación.

En todo caso, ha recordado que las instituciones vascas solo pueden actuar "dentro de las limitaciones" competenciales que establece el actual marco jurídico y el Real Decreto de Estado de Alarma vigente.

En este sentido, ha recordado que el estado de alarma "limita" la restricción del horario de movilidad nocturna a un determinado rango horario que no se puede incrementar por parte de las comunidades autónomas. Además, ha recordado que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco anuló la decisión del Gobierno Vasco de cerrar la hostelería en los municipios con una elevada incidencia de covid-19.

Teniendo en cuenta ambas "limitaciones", y dado que uno de los mayores problemas factores de riesgo para la expansión de los contagios es el de la movilidad y el uso de espacios interiores "de cualquier establecimiento, sea de la naturaleza que sea", Urkullu ha explicado que está analizando la posibilidad de adoptar medidas en esos ámbitos.

De esa forma, ha indicado que se está estudiando la posibilidad de "endurecer" las medidas vigentes en caso de que la "preocupante" tendencia al alza de los contagios se mantenga en el nivel actual.

De hecho, ha asegurado que no descarta convocar para este próximo viernes una reunión del Consejo Asesor del Labi, el órgano que, una vez analizadas las recomendaciones de la comisión técnica de este grupo, se encarga de adoptar las medidas preventivas frente a la pandemia.

"Únicas" opciones

Iñigo Urkullu ha explicado que no cree que se vayan a limitar los aforos de los espacios interiores, sino que las eventuales medidas que se adopten "pueden" afectar a los horarios de los espacios públicos y a la movilidad.

Respecto a la posibilidad de que se reinstauren los confinamientos municipales o por territorio histórico, ha señalado que esa una de las "únicas" opciones que tiene el Ejecutivo en el ámbito de la movilidad, dadas las "limitaciones" competenciales que existen. En este sentido, ha recordado que las instituciones vascas "no pueden tocar" la movilidad nocturna, debido a que el 'toque de queda' está restringido a un horario máximo de entre las 22.00 y las 6.00 horas.

De esa forma, ha recordado que desde el pasado mes de octubre, el Ejecutivo autonómico ha planteado al Gobierno central la "conveniencia" de que ese horario nocturno pueda ampliarse por parte de las autonomías, algo que, según ha reconocido, no puede llevarse a cabo sin modificar el actual estado de alarma.