El largo viaje de bodas efectuado por el rey Felipe VI y doña Letizia en 2004 costó casi 500.000 euros y fue pagado por un hombre muy cercano a Juan Carlos I, el empresario catalán Josep Cusí, amigo y compañero de regatas del ahora monarca emérito, según revela este domingo el diario británico 'The Telegraph'

El rotativo británico revela supuestos detalles del largo viaje de bodas que llevó a la pareja real a visitar California, México, Jordania, Camboya e Islas Fiji, entre otros destinos a lo largo del planeta.

En Fiji, según fuentes citadas por 'The Telegraph', Felipe VI y doña Letizia hicieron sus reservas bajo el seudónimo de "señor y señora Smith" con el objetivo de preservar su anonimato. La factura por cinco noches de estancia allí de la pareja real y de su staff en el lujoso hotel Wakaya Club & Spa, según documentos a los que habría accedido el periódico británico, ascendió a 33.000 euros. 

La Casa Real habría declinado hacer comentarios a The Telegraph, que asegura tener documentos que asegura que la factura total de la luna de miel ascendió a 467.500 dólares, de los cuales 269.000 corresponden a los vuelos utilizados. Todo el gasto habría corrido a cargo de la empresa Navilot, propiedad de Cusí. 

El empresario catalán, de 86 años, ha estado asociado al rey emérito y ha sido su compañero de regatas náuticas desde los años 70.  Juntos han ganado una docena de títulos nacionales a bordo del Bribón. 

Navilot es una compañía fundada en 1989 por Javier Villalba Catalá, un abogado que ha trabajado en los consejos de más de 100 empresas, entre ellas algunas vinculadas a Jordi Pujol Ferrusola, indica el diario británico. 

Gira de los reyes por España

Las revelaciones de 'The Telegraph' se conocen tres meses después de que Felipe VI renunciase a la herencia de su padre y le retirase la asignación que le correspondía como monarca emérito, después de que se conociese su presunta participación en sociedades opacas con fondos en Suiza. 

Esta semana Felipe VI iniciará una gira por las 17 comunidades autónomas de España con motivo del levantamiento del estado de alarma. 

"No hay indicaciones de que el actual monarca o su mujer hayan estado vinculados al dinero de su padre, pero la pregunta que debe comenzar a lanzarse hoy en España", indica 'The Telegraph', "es si el rey Felipe y la reina Letizia deberían devolver ese dinero". 

"Y, en caso afirmativo, ¿a quién?", concluye el rotativo.