Tomás Gimeno, el padre desaparecido en Tenerife desde el 27 de abril junto a sus hijas Anna y Olivia, presuntamente habría dado muerte a las niñas en su finca de Igueste de Candelaria en un plan preconcebido que tenía como fin provocar a su expareja el mayor dolor que pudiera imaginar. Antes de hacerlo, se despidió de su compañera sentimental con una carta y 6.200 euros en efectivo.

Esta es una de las premisas que señala la magistrada titular del  Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 3 de Güimar en un auto dictado este sábado para informar al Ministerio Fiscal sobre la procedencia de dejar sin efecto la vigente orden internacional para la detención de Gimeno por delito de sustracción menores.

La jueza a su vez ha pedido otra orden internacional para la detención de Tomás Gimeno por la presunta comisión de dos delitos agravados de homicidio y uno contra la integridad moral en el ámbito de la violencia de género, al tiempo que pide que el caso pase al Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife, según Efe.

La despedida de Tomás Gimeno

Antes de cometer el doble asesinato, Tomás Gimeno se despidió de su pareja con una carta y 6.200 euros en efectivo, según ha desvelado La Sexta, que ha tenido acceso al auto de la juez instructora. El escrito describe lo ocurrido durante la tarde del 27 de abril, cuando desapareció con las niñas.

Gimeno entregó a su pareja "un estuche lapicero con cinta de embalar". Le pidió que no abriera hasta las once de esa noche, pero la mujer lo abrió en torno a las cinco de la tarde y comprobó que en su interior se encontraba el dinero en efectivo y una carta de despedida.

Tomás Gimeno "dio muerte a sus hijas envolviéndolas en toallas e introduciéndolas en bolsas de basura y éstas en bolsas de deporte"

Tras entregar el paquete, el progenitor llevó a Anna a casa de sus padres y a la mayor a clases de tenis, donde la niña de seis años permaneció hasta las 18:30. En ese periodo en que se encontraba solo, señala la jueza, Gimeno habría aprovechado para acercarse al puerto donde estaba su embarcación y comprobar que el barco funcionaba correctamente, según La Sexta.

Gimeno recogió a Olivia sobre las 18.30 horas y regresó a casa de sus padres. Allí permaneció alrededor de una hora. Se despidió y volvió a su domicilio en Igueste de Candelaria, donde "Tomás dio muerte a sus hijas, envolviéndolas en toallas e introduciéndolas en bolsas de basura y éstas en bolsas de deporte".

(Habrá ampliación)

Noticia de última hora en elaboración. Puede seguir toda la actualidad en www.vozopopuli.com, a través de nuestras redes sociales (Twitter o Facebook). También está disponible toda la información en nuestra aplicación móvil de Vozpópuli, gratuita tanto para iOs como para Android

Sigue las últimas noticias de Vozpópuli. Somos un medio digital independiente y liberal. Trabajamos para publicar información política, económica y social en España, con rigurosidad y libertad. Nuestro compromiso es con la verdad, sin fanatismos, con los datos y el análisis en torno a políticos, banca y empresas. Nuestro ideario tiene tres líneas rojas innegociables: ser libres, ser fiables y ser honestos.