La autopsia realizada a la niña Olivia Gimeno ha revelado que la causa de su fallecimiento es un edema agudo de pulmón, tal y como han informado este sábado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). Esto es compatible con el ahogamiento, aunque aún faltan pruebas más concluyentes.

La autopsia al cadáver de la pequeña concluyó sobre las 15.00 horas del viernes en el Instituto Anatómico Forense y todavía falta conocer los resultados de los análisis toxicológicos, biológicos e histopatológicos.

Asimismo, la prueba de la huella dactilar realizada en el propio Instituto confirmó también ayer que el cuerpo encontrado el pasado jueves en aguas de Tenerife se correspondía con Olivia, de seis años.

Búsqueda de Ana

El buque Ángeles Alvariño que rastrea la zona en busca de su hermana Ana y del padre de las menores, Tomás Gimeno, ha tenido que regresar este sábado al puerto de Santa Cruz de Tenerife por una avería.

El barco tenía previsto regresar a su base en Vigo esta semana pero se decidió prorrogar su labor de rastreo después de que el lunes encontrase una botella de submarinismo y un edredón que pertenecían a Tomás Gimeno, y el jueves por la tarde localizase el cuerpo sin vida de Olivia a mil metros de profundidad, dentro de una bolsa de deporte atada a un ancla.