La asociación Facua (Consumidores en Acción) ha pedido abrir una investigación a la cadena de supermercados DIA por la venta de durante meses falsos jamones y embutidos ibéricos que posteriormente han sido catalogados no aptos para el consumo humano, tal y como ha publicado Vozpópuli.

Facua insta en un comunicado a las diferentes autoridades autoridades de protección al consumidor y sanitarias autonómicas que inicien unas pesquisas a fin de "esclarecer su responsabilidad en la comercialización de dichos productos" y también de "si se trataba de ibéricos falsos".

La asociación hace esta petición tras la información publicada por este diario en la que se reflejaba que la cadena de supermercados decidió bajar los precios de los productos hasta en un 75% después de tener conocimiento de que la Guardia Civil investigaba una presunta trama de distribución de ibéricos robados que ha derivado en la 'operación Slice'.

El operativo se ha saldado con 63.000 envases incautados, seis detenidos y varias empresas investigadas como parte de un entramado dedicado a la distribución de jamón robado, así como a manipular y falsificar sellos sanitarios y certificados de productos ibéricos que durante meses se vendieron en DIA.

DIA dice ser "víctima" de una estafa

La cadena de supermercados DIA ha asegurado haber colaborado con la Guardia Civil desde el inicio del caso, y niega haber vendido "ningún producto no apto para el consumo". Asegura ser "víctima" de una estafa que se remonta a finales de 2019, cuando la compañía adquirió jamones presuntamente robados a un proveedor ya por entonces sospechoso de mala praxis en la industria alimentaria.

Tras comprobar el origen robado de algunas de las partidas adquiridas por DIA, la Guardia Civil ha acabado constatando que otros productos del mismo proveedor contaban con lotes duplicados, sellos sanitarios falseados y certificado ibérico suspendido por la entidad acreditadora. Por ello, los investigadores entienden que suponían "un riesgo para la salud pública, al ser considerados no aptos para el consumo".

La Guardia Civil decidió incautar en DIA 63.000 envases de falsos ibéricos que suponían "un riesgo para la salud pública, al ser considerados no aptos para el consumo

Facua señala que debe aclararse la responsabilidad de DIA en este caso, que ha supuesto que los consumidores hayan podido adquirir productos que no cumplían con todas las garantías imprescindibles para su puesta a la venta.

Asimismo, hace un llamamiento a los "consumidores que puedan tener productos de Campo Noble" para que se abstenga de consumirlos y también, a solicitar el reembolso del importe de estos a DIA, "más allá de que puedan emprender acciones legales contra la cadena de supermercados por haber sido víctimas de un fraude".