El líder de Más País, Íñigo Errejón, quiere consolidar su perfil de “presidenciable” gracias al apoyo directo y público del Partido Verde alemán. Fuentes conocedoras de esa estrategia explican que Errejón quiere ponerse en contacto con el partido ecologista a pocos meses de las elecciones en Alemania. También agrega que está haciendo lo mismo con los verdes europeos para que su nombre se asocie con esas formaciones y blindar su liderazgo desde el exterior, acallando a los segmentos de su propio partido que aspiran a reducir su fuerza para afianzar pactos con Yolanda Díaz y tal vez con Podemos.

La clave de la estrategia errejonista es obtener el "apoyo" (endorsement, es la palabra que se repite en algunas conversaciones) de los partidos verdes europeos, y sobre todo alemán, que vive una luna de miel demoscópica. En algunos sondeos, los verdes están por encima del partido conservador de Angela Merkel. Y, según las fuentes consultadas, Errejón espera que la candidata Annalena Baerbock manifieste públicamente la cercanía a Más País (a través de Equo) y sobre todo hacía Errejón. “Quiere que le llamen en un mitin como invitado”, confirman las fuentes consultadas.

Otras fuentes admiten que los contactos se están manteniendo sobre todo con los verdes europeos, pero recuerdan que su líder es alemana (la eurodiputada Ska Keller). El acercamiento de Errejón a los verdes se activó, como desveló este diario, ya en mayo. Y lo cierto es que el exnúmero dos de Podemos lleva meses intentando ganarse la confianza de sus líderes. En marzo, envío un mensaje público de "enhorabuena" a los verdes por su victoria en la región de Baden-Württemberg: "Las fuerzas verdes se abren camino en Europa, y desde España recogemos el testigo". En Alemania pronto se encenderá la campaña electoral para las generales del 26 de septiembre, y la candidata Baerbock puede convertirse en la primera Canciller ecologista tras un pacto con el PSOE, muy por debajo de los verdes.

"Nuevo ciclo"

En el entorno de Errejón se trabaja para trasladar a nivel público la idea de que, después de la salida de Pablo Iglesias, se abre un “nuevo ciclo” en el espacio político. Y que Errejón puede jugar el papel de candidato incluso para la presidencia del Gobierno. El barómetro del CIS destacó entre los dirigentes mejor valorados a Yolanda Díaz por encima de Sánchez y Errejón, igualados en segunda posición. Pero el pasado martes una encuesta de Electomania ubicaba a Errejón como el más apreciado. “Las generales alemanas pueden ser el inicio del nuevo ciclo, porque pueden hacerse con la cancillería”, explican las fuentes consultadas.

Errejón tiene el problema que internamente Más País no es un bloque compacto. Y algunos importantes dirigentes, entre ellos la madrileña Mónica García, no quieren que se refuerce. Este diario ya desveló que se están dando los primeros movimientos para buscar un acercamiento incluso con Podemos. Pero todo pasa por el alejamiento del ex número dos de Iglesias, que por lo visto también exige Yolanda Díaz. Así que Errejón intenta acallar esos sectores buscando el apoyo directo del principal partido verde europeo: “El reconocimiento externo hacia el liderazgo te legitima”.

El pasado fin de semana, Errejón demostró su cercanía con Compromís, que ahora ha pasado a llamarse Mes-Compromís. No se trata de algo baladí. Valencia es estratégica en este momento para las alianzas de Podemos y Más País. Irene Montero viajó a Valencia hace un mes para seducir al sector de Mónica Oltra, mientras que Ione Belarra arrancó en esa Comunidad su gira antes de Vistalegre IV. Errejón habló en el Congreso de Compromís, y toda apunta que ha sellado su primera alianza. Y espera entrar en Andalucía de la mano de Adelante Andalucía.

Un libro para marcar el rumbo

Errejón en definitiva insiste en tejer un perfil presidenciable. Ha cambiado su equipo, reduciendo los fichajes externos e incluyendo a políticos profesionales que le apoyaron cuando salió de Podemos. Ha modificado su imagen, renunciando definitivamente a las gafas, y la semana pasada anunció la salida de su nuevo libro Con Todo, de los años veloces al futuro.

La publicación del libro permite “marcar los ejes del nuevo ciclo” y “plantear el debate sobre el rumbo”, sostienen algunos observadores. Pero sobre todo consolida la idea de un político desligado oficialmente de Podemos y de su caída. En Más Madrid dan casi por descontada la implosión del partido morado bajo el liderazgo de Montero-Belarra. Las palabras “luto” y “muerte” se repiten una y otra vez, mientras que todos intentan aclarar los movimientos de Yolanda Díaz, que podrían conducir a una "refundación" de Podemos.

Con respecto a Errejón, la salida de su nuevo libro es para muchos una declaración de intenciones muy clara. Y lo comparan con el libro de Pedro Sánchez Manuel de Resistencia que debía servir para “presentarle como la síntesis entre el viejo aparato del PSOE y el 15M”. Mientras que en el caso de Errejón todo sirve para afianzar un “relato” de “cierre de ciclo”. Tanto en Más Madrid como en Podemos muchos asumen que septiembre será el mes en que se lanzarán los primeros dardos.