El teniente general Fernando Aznar ha reivindicado que el Ejército pertenece "a todos los barceloneses, catalanes y españoles", en el acto celebrado en Barcelona para conmemorar el Día de las Fuerzas Armadas, donde ha dedicado unas palabras a los sanitarios que se enfrentaron a la pandemia.

Fernando Aznar de Ladrón Guevara, representante institucional de las Fuerzas Armadas en Cataluña, Aragón, La Rioja y Navarra, ha presidido esta mañana en el cuartel de El Bruc la tradicional parada militar de homenaje a las Fuerzas Armadas junto a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

Al acto no ha asistido ni la presidenta del Parlament, Laura Borràs, que ha declinado la invitación aduciendo en una carta su repulsa por el discurso del rey tras el 1-O, ni ningún miembro del Govern de la Generalitat.

Por el contrario, sí ha acudido a la conmemoración el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Albert Batlle, los jefes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en Cataluña, José Luis Tovar y José Antonio Togores, así como el comisario portavoz de los Mossos d'Esquadra, Juan Carles Molinero, además de los diputados del Parlament David Pérez (PSC) e Ignacio Garriga (Vox).

"De todos los catalanes"

En su discurso, Aznar ha defendido que las Fuerzas Armadas son "de todos los barceloneses, todos los catalanes y todos los españoles", y ha expresado su pesar por no poder ofrecer a los asistentes una "copa de cava catalán" para brindar por el rey Felipe VI como jefe del Ejército.

Además, ha dedicado unas palabras de homenaje a todos los jóvenes que hicieron la mili "con disposición empleo, generosidad y alegría" y ha mantenido que la sociedad española "tiene una deuda pendiente" con ellos, cuando se cumplen 20 años de la eliminación del servicio militar obligatorio.

Tras lamentar que el coronavirus obligara el año pasado a suspender la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, Fernando Aznar ha expresado su reconocimiento a los sanitarios e investigadores que se han enfrentado a la pandemia, así como a todos los que están en "primera línea" en la lucha contra el virus, por su "esfuerzo generoso.

En ese sentido, ha admitido que la actuación de las Fuerzas Armadas y de los cuerpos y fuerzas de seguridad durante la pandemia ha sido "un esfuerzo secundario" en apoyo al trabajo "esencial" que han desempeñado profesionales sanitarios e investigadores.