Nueva noche de disturbios en Barcelona. Pequeños grupos de manifestantes han comenzado a lanzar objetos contra los Mossos d'Esquadra en la Via Laietana de Barcelona, en las inmediaciones de la Jefatura Superior de Policía, mientras el grueso de los concentrados mantiene una actitud pacífica, en el sexto día de protestas para reclamar la libertad de Pablo Hasel.

Varios centenares de personas se han reunido ante la estación de Sants hacia las siete de la tarde, donde ya había un fuerte dispositivo policial, y tras unos breves parlamentos en los que varios de los manifestantes han justificado la necesidad de defender la libertad de expresión, han iniciado una marcha hacia la plaza de España por la calle Tarragona.

Mientras la Guardia Urbana cortaba el tráfico en la zona, los Mossos d'Esquadra han formado un cordón policial que impedía el paso a los congregados hacia la plaza España, por lo que se han desviado por la calle Diputació.

Varios centenares de personas se han congregado en el exterior de la estación de Sants de Barcelona para participar en una nueva manifestación por la libertad de Pablo Hasel.
Varios centenares de personas se han congregado en el exterior de la estación de Sants de Barcelona para participar en una nueva manifestación por la libertad de Pablo Hasel. EFE / Alejandro García

Tras recorrer varias calles del Eixample, los manifestantes, un millar, según la Guardia Urbana, han iniciado una marcha pacífica por el centro de la ciudad hasta llegar a la Via Laietana, donde han comenzado los lanzamientos de objetos como piedras, bolsas de basura y botellas de vidrio contra los efectivos policiales.

Otras dos manifestaciones han tenido lugar esta tarde en Tortosa (Tarragona) y en Gerona.

En Tortosa, unas veinte personas se han concentrado ante la comisaría de Mossos para protestar por las detenciones llevadas a cabo durante los incidentes de estos días y a continuación se han dirigido al cuartel de la Guardia Civil.

En Gerona, varias decenas de manifestación han recorrido el centro de la ciudad en una concentración que se ha disuelto de forma pacífica tras finalizar ante la Subdelegación del Gobierno.