España

El bufete de Corinna avisó al rey de que Juan Carlos I intentó negociar apoyado por el CNI

Los abogados remitieron una carta a la Casa del Rey en la que aseguraron que el monarca emérito había acudido a Londres, a petición propia y acompañado de un posible miembro del servicio de inteligencia español, después de que Felipe VI se enterara de que era beneficiario de una fundación investigada en Suiza

Juan Carlos fue a visitar a Corinna después de que Felipe VI se enterara de que figuraba como beneficiario de las fundaciones investigadas en Suiza
Juan Carlos fue a visitar a Corinna después de que Felipe VI se enterara de que figuraba como beneficiario de las fundaciones investigadas en Suiza Efe

El bufete de abogados contratado por Corinna zu Sayn-Wittgenstein intercambió varias cartas con la Casa del Rey. En una de ellas, avisó de que Juan Carlos I había acudido a Londres, presuntamente acompañado de un potencial miembro del CNI, para reunirse con la empresaria alemana días después de que Felipe VI tuviera conocimiento de su designación como beneficiario de una fundación investigada en Suiza

La Casa del Rey admitió el pasado domingo en un comunicado que había recibido información vinculada a la Fundación Lucum el 5 de marzo de 2019, a través de una misiva del despacho de abogados Kobre&Kim (Reino Unido). La entidad, creada en Panamá, se encuentra bajo sospecha del fiscal del cantón de Ginebra Yves Bertossa por haber recibido un supuesto "regalo" de 100 millones de euros del Ministerio de Finanzas de Arabia Saudí. Los datos recibidos llevaron al rey de España -un año después- a anunciar públicamente su intención de renunciar a la herencia de su padre. 

Según han informado a Vozpópuli fuentes próximas al encuentro, poco después de que Felipe VI se enterara de la situación, el rey emérito contactó a la que fuera su amiga íntima para solicitarle una reunión urgente. Tras aquella comunicación, viajó a Inglaterra, tal y como adelantó El Confidencial. La Casa del Rey no se ha pronunciado al respecto.

Una reunión estéril

Juan Carlos I quería reestablecer el contacto con Corinna zu Sayn-Wittgenstein. La relación se había deteriorado en abril de 2012, tras el viaje a Botsuana, a tal nivel que la empresaria germano-danesa dejó por escrito ante notario público la persecución que dice haber sufrido por parte del círculo cercano del rey emérito. En el documento, publicado por Vozpópuli, lo describió como un calvario en el que hubo acoso, amenazas y el asalto a su domicilio y un despacho de su propiedad en Mónaco. 

Corinna zu Sayn-Wittgenstein declaró ante notario que había recibido amenazas del entorno del rey emérito.
Corinna zu Sayn-Wittgenstein declaró ante notario que había recibido amenazas del entorno del rey emérito.

Según relatan a este diario fuentes cercanas al encuentro, la reunión en Londres con Juan Carlos I fue estéril. Y la que una vez fue su compañera no dudó en contactar a su equipo de abogados. El bufete envió una misiva a la Casa Real para avisar del viaje del exmonarca y dejar constancia, además, de su preocupación porque un potencial miembro del CNI había acudido con el rey emérito al encuentro con Sayn-Wittgenstein

La empresaria ya había denunciado ante notario que el 5 de mayo de 2012, en The Connaught Hotel, el propio exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán le "amenazó" a ella y a sus hijos para "que no hablara con los medios"; el general lo negó. Con o sin amenazas, la relación entre Sayn-Wittgenstein y Borbón se desgastó. La alemana aseguró a Vozpópuli que tras la ruptura el rey emérito le hizo devolver el coste de los vuelos privados que tomaron juntos durante el tiempo que duró la relación. Según dijo, tuvo que reembolsar el dinero a una cuenta gestionada por Álvaro de Orleans-Borbón, primo del monarca y beneficiario de las fundaciones en las que también figura Felipe VI. 

Cartas "sin respuesta"

"Después de que el rey emérito vino a visitar a nuestra cliente, enviamos varias cartas de seguimiento, sin hacer demandas, pero nuestras solicitudes de buena fe para un diálogo nuevamente quedaron sustancialmente sin respuesta", ha asegurado en un comunicado de prensa Robin Rathmell, abogado de Sayn-Wittgenstein. El letrado ha insistido en que "nunca" se hicieron "demandas indebidas (financieras o de otro tipo) a la Casa del Rey".

En pleno intercambio de misivas, Felipe VI compareció ante notario para romper con su padre. El 12 de abril de 2019 dejó constancia de que había dirigido una carta a Juan Carlos I "a fin de que si fuera cierta su designación o la de la Princesa de Asturias como beneficiarios de la citada Fundación Lucum", dejaría sin efecto tal designación, "manifestando igualmente que no aceptaría participación o beneficio alguno en esa entidad".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba