España

Corinna llevó a un notario presuntos SMS con el rey Juan Carlos bajo el nombre en clave de "John Smith"

Forman parte de la documentación adjunta a la declaración jurada que prestó en abril para tratar de probar el acoso que dice haber sufrido del CNI tras el viaje a Botswana

Felix Sanz Roldan, Corinna Larsen y el rey Juan Carlos, junto a los documentos aportados por la empresaria alemana..
Felix Sanz Roldan, Corinna Larsen y el rey Juan Carlos, junto a los documentos aportados por la empresaria alemana.. Clara Rodríguez

La empresaria Corinna Larsen, examiga íntima del rey Juan Carlos, acudió el pasado mes de abril a una notaría pública de Londres. Dejó por escrito la persecución que dice haber sufrido por parte del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tras el viaje a Botswana de 2012 en compañía del monarca. Lo describe como un calvario en el que hubo acoso, amenazas y el asalto a su domicilio y un despacho de su propiedad en Mónaco. Responsabiliza de ello al exdirector de los servicios secretos Félix Sanz Roldán y al propio rey emérito

En la documentación que aportó Corinna Larsen y a la que ha tenido acceso Vozpópuliincluye los mensajes SMS que le remitió al entonces jefe del Estado. Le tenía guardado en la lista de contactos de su teléfono móvil con el nombre en clave de "John Smith". En el mundo anglosajón, esa identidad es tan común que se emplea muchas veces como pseudónimo para definir una persona al uso. Este periódico se ha puesto en contacto con la Casa Real para conocer su versión, pero ha declinado ofrecer ninguna declaración alegando motivos de agenda.

Los hechos denunciados por Corinna ante notario se remontan a la primera mitad del año 2012. Arrancan en abril, con el viaje a Botswana en el que el rey se lesionó de gravedad mientras cazaba elefantes. Salió a la luz la identidad de Larsen (entonces su apellido de casada era zu Sayn-Wittgenstein) y también sus vínculos con el monarca. Ella admite que había mantenido con él una “relación romántica” en el pasado, pero que en ese momento solo eran amigos. Dice que el viaje era un regalo de don Juan Carlos a su hijo (de diez años entonces) y ella acudió para supervisarle. A partir de ahí, empezaron sus problemas. 

"Sus amigos de Madrid" 

El mensaje de un número alemán que recibió Corinna en su teléfono
El mensaje de un número alemán que recibió Corinna en su teléfono

Una semana después, siempre según su versión, recibió en su teléfono iPhone un enigmático mensaje de número desconocido escrito en inglés y alemán, su lengua materna: “Hemos sido contactados por sus amigos de Madrid y nos han dicho que deberíamos ponernos en contacto con usted en referencia a un viaje que hicieron con usted”. "La referencia a Madrid me convenció de que esto estaba relacionado con el rey emérito", sostiene Corinna Larsen en su declaración jurada.

Por ello le remitió un SMS al monarca en el que le pedía explicaciones: “Tengo mensajes extraños de un móvil alemán - te los reenviaré. Si esta es tu gente, no es muy inteligente ser tan vago con un número alemán porque no estoy respondiendo estas llamadas”. Don Juan Carlos -entonces todavía en activo- le llamó para decirle que se aplicarían “medidas de seguridad” para protegerla y “evitar que los paparazzi” se presentaran en su hogar y en su oficina.

Captura de uno de los mensajes aportados por Corinna Larsen ante notario.
Captura de uno de los mensajes aportados por Corinna Larsen ante notario. VP

Corinna reenvió presuntamente al rey el mensaje que había recibido
Corinna reenvió presuntamente al rey el mensaje que había recibido

¿"Protección" o "tapadera"?

Larsen opina en cambio que todo esto era una “tapadera” para que el equipo de inteligencia española pudiera acceder a su hogar y oficina para llevarse documentos y otras pruebas. “El rey emérito también me dijo que el general Roldán estaba coordinando la operación. La participación combinada de antiguos mercenarios en una operación coordinada por el jefe de servicio secreto me puso muy nerviosa”, añade. 

Vozpópuli ha tenido acceso a toda la documentación anexa aportada por Corinna Larsen y a la declaración jurada.  El texto son 16 folios de extensión en inglés y en español prestados ante un notario público de Londres el 9 de abril de este año junto a correos electrónicos, los mensajes SMS, un acta que acredita la traducción al castellano así como datos de los trabajadores de la empresa de seguridad monegasca ALGIZ a la que presuntamente recurrió el CNI para acceder a su casa y su despacho.

Larsen asegura en el documento que días después de pedirle cuentas al rey emérito recibió un correo electrónico de una persona llamada Paul Bon (pbon12321@gmail.com) que decía lo siguiente: “S.R.M. me ha indicado que el informe sobre las medidas tomadas en los últimos días. Lamentablemente, no se pueden divulgar la mayoría de estas. Si cree que se pueden tomar más medidas, puede informarme sobre los pasos que quiere dar”. En la declaración notariada afirma no tener duda de que tras la identidad de Paul Bon se escondía el propio Sanz Roldán

Captura de uno de los correos aportados por Corinna Larsen ante notario en Londres.
Captura de uno de los correos aportados por Corinna Larsen ante notario en Londres. VP

La cita del Hotel Connaught

Al exponer la presunta persecución que sufrió por parte del CNI, Larsen hace constar en el documento una reunión personal que mantuvo con el exjefe del servicio español. El encuentro, según detalla, tuvo lugar el 5 de mayo de 2012 en The Connaught Hotel. “Fue durante esa reunión cuando el general Roldán me amenazó a mí y a mis hijos”, indica. Según su versión, aquel día el director de inteligencia le dijo expresamente “que no hablara con los medios”.

“También me mencionó mi impulso al entonces rey para que siguiera ejerciendo su trabajo en ese momento, ya que, según el general, estaba pensando en abdicar”, señala. Larsen asegura que “escuchar esas palabras del jefe de los servicios secretos de España” le “atemorizó”. A dicho encuentro añade una anécdota que, según explica, representó otra "amenaza" para ella. Según relata ante notario, el mismo día que se reunió con Sanz Roldán viajó a Villars (Suiza) para visitar a su hijo, que se encontraba en ese momento en un internado. Larsen asegura que durante esa visita encontró una copia de un libro sobre la muerte de Lady Diana en su apartamento.

Una voz que no reconocía simplemente dijo en español: ‘Hay muchos túneles entre Mónaco y Niza'

Al día siguiente, dice, recibió una llamada telefónica de un número desconocido. “Una voz que no reconocía simplemente dijo en español: ‘Hay muchos túneles entre Mónaco y Niza'. Pude darme cuenta al instante de que era una referencia al accidente de coche (...) en el que Lady Diana había perdido la vida. La presencia del libro junto con las sospechas que siempre han rodeado ese incidente, me hizo interpretar esto como una amenaza para mi vida”, señala Larsen. 

Según detalla la examiga del rey ante notario, el objetivo de esta declaración es acreditar que el excomisario José Manuel Villarejo dijo la verdad cuando en una entrevista concedida a La Sexta desveló que Sanz Roldán le había amenazado. “El propósito de esta declaración jurada es centrarse únicamente en la verdad de las declaraciones del señor Villarejo sobre las amenazas a mi seguridad física en 2012 (...) No viajaré a España para testificar en persona en parte porque creo que mi seguridad personal no puede garantizarse dada la conducta pasada y presente del general Roldán”, señala la examiga del rey emérito.

Según El Confidencial, Corinna Larsen aportó esta documentación a la causa que se sigue en los juzgados de Madrid por una denuncia presentada por Sanz Roldán contra Villarejo por calumnias a raíz de aquellas declaraciones a La Sexta.El caso se encuentra pendiente de juicio. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid precisan que la vista está fijada para el 7 de febrero a las 10 de la mañana en el Juzgado Penal número 8 y que una de las pruebas aceptadas es la declaración por videoconferencia de la examiga del rey emérito.   

Sanz Roldán: "Jamás he amenazado"

Este periódico también se ha puesto en contacto con Sanz Roldán, ya retirado de la actividad pública. "Jamás he amenazado en mi vida a nadie y por eso me he puesto en manos de la Justicia", afirma. Esta “declaración jurada” tuvo lugar en abril de este año, cinco meses antes de que miembros de la Fiscalía Anticorrupción española viajaran a Londres para tomar declaración como testigo a Larsen sobre las comisiones de hasta 80 millones de euros que presuntamente mediaron en la adjudicación a una UTE española de la construcción del AVE a la Meca, en Arabia Saudí.

En dicho interrogatorio, Larsen se desmarcó de las operaciones investigadas y aseguró a través de sus abogados que sabía “poco” sobre las presuntas comisiones ilegales pagadas en la negociación del tren de alta velocidad. Estas pesquisas surgieron a partir de la difusión de una extensa conversación entre Corinna Larsen y el comisario Villarejo grabada por el polémico mando actualmente en prisión. Un año antes, en septiembre de 2018, la Audiencia Nacional investigaba en la pieza número cinco del denominado caso Tándem las revelaciones de la empresaria alemana al comisario Villarejo que afectaban al rey Juan Carlos I. Pero finalmente el juez instructor acordó el archivo.

En el audio, la empresaria desveló que el rey tenía tenía cuentas en Suiza a nombre de un familiar. Según informó Ok Diario, la justicia suiza mantiene abierta una investigación sobre este extremo. Fuentes del entorno de Corinna Larsen confirman que la empresaria ya ha prestado declaración también ante los investigadores helvéticos por estos hechos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba