La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha afirmado tras la cuarta noche de altercados en las calles de la ciudad por la detención del rapero Pablo Hasél que "defender la libertad de expresión no justifica en ningún caso" los destrozos y ataques ocasionados en la ciudad, y ha expresado su apoyo a las fuerzas de seguridad.

Varios comercios fueron saqueados y siete entidades bancarias dañadas en la cuarta noche de incidentes durante las protestas por el encarcelamiento de Hasél, que terminó con cuatro detenidos, dos en Barcelona y dos en Girona, y en la que se intentó el asalto a la comisaría de la Guardia Urbana en las Ramblas.

Colau muestra su apoyo a las fuerzas de seguridad

Colau, con un mensaje en las redes sociales, señala que "defender la libertad de expresión no justifica en ningún caso destrozar todo tipo de mobiliario, asustar a vecinos, perjudicar comercios afectados por la crisis o atacar medios de comunicación".

"Todo el apoyo a las fuerzas de seguridad y servicios de emergencias que trabajan para evitar males mayores", agrega la alcaldesa.