Unos 300 manifestantes de la protesta por la libertad de Pablo Hasel han lanzado este jueves piedras y petardos contra la línea de Mossos d'Esquadra que protege la Conselleria de Interior de la Generalitat, en la calle Diputació con paseo de Sant Joan de Barcelona.

Los convocados se han desplazado desde la plaza Tetuan hacia la sede del departamento que dirige Miquel Sàmper, en los aledaños, y allí han lanzado objetos y arrancado adoquines, hasta que los Mossos han alertado por megafonía que iban a actuar de manera inminente.

Posteriormente han llegado a la sede de 'El Periódico', donde también han tirado piedras contra los cristales, y han proseguido hacia la calle Aragó, donde han cruzado contenedores y armando barricadas que posteriormente han incendiado y desde donde han iniciado el lanzamiento de objetos a los Mossos.