La Asociación Víctimas de Terrorismo (AVT) ha denunciado ante el Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional a Bozhidara Alejandra Matamoros, la abogada del rapero Pablo Hasel, por enaltecimiento del terrorismo.

Según señala la asociación en un comunicado, la letrada aprovechó un acto organizado por el Movimiento Antirrepresivo de Madrid en mayo de 2019 para "justificar de manera evidente el terrorismo perpetrado por la organización ETA durante décadas". Al parecer, Matamoros habría afirmado en su intervención que en el País Vasco "los compañeros tuvieron que luchar con los únicos medios que tuvieron y les dejaron, que fueron las armas".

"Claro contenido enaltecedor"

"Llama la atención que utilice el termino 'compañeros' para referirse a los miembros de ETA, lo que no puede dejar de entenderse como afinidad o camaradería con estos", apunta la AVT, que considera que "no es de recibo" y presupone "un claro contenido enaltecedor o justificación de las actuaciones terroristas".

Además, la AVT critica en su comunicado que la abogada de Pablo Hasel hablase en las últimas semanas de "torturas" por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. "Este tipo de afirmaciones, al igual que las realizadas en la charla que es objeto de la presente denuncia, lo único que persiguen es alentar la continuación de episodios violentos en las ciudades con la consiguiente alteración de la paz publica que este tipo de actos provocan produciendo temor en la población", aseguran.

Del mismo modo, el Colegio de Abogados de Madrid decidió el pasado miércoles abrir un expediente deontológico contra la letrada por acusar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de torturar "día sí y día también". "Son impropias de un profesional de Derecho", señaló la institución.

Segunda denuncia contra la abogada de Hasel

También el pasado martes el Sindicato Unificado de Policía (SUP) interpuso una denuncia contra Matamoros. A Juicio del sindicato, estas afirmaciones realizadas en el programa 'Cuatro al día' podrían incurrir en delitos de injurias y calumnias. "Estamos frete a una difamación general y gratuita", señalaron.