El mercado de vehículos sigue a la baja en el mes de abril comparado con el mismo mes de 2019, cerrando uno de los peores cuatrimestres desde los últimos años de la crisis económica. En concreto, las matriculaciones de turismos y todoterrenos registran una fuerte caída en abril respecto del mismo mes de 2019, con un descenso de las ventas del 34,2%, hasta las 78.595 unidades.

En el acumulado del año se registra una caída del 39,3%, hasta las 264.655 unidades, respecto del mismo periodo de hace dos años. La pandemia, la incertidumbre sobre la vacunación y las sucesivas olas, la falta de turismo, la crisis económica y la subida del Impuesto de matriculación siguen haciendo mella en el mercado. Se mantiene la comparación con abril de 2019 porque hacerlo con abril de 2020 supone hacerlo con un mes en el prácticamente los concesionarios españoles se mantuvieron cerrados solo activos con alguna operaciones de venta online que dieron lugar a un total de ventas de poco más de 4.000 unidades.

Por canales, los particulares vuelven a ser el canal con mayores ventas, por encima de empresas, si bien las entregas a las familias caen un 35% por la ausencia de estímulos a la compra para una parte de la demanda. Las empresas pierden el 20,5% de sus comercializaciones respecto de abril de 2019 y los alquiladores, un 46,5%. En el acumulado del año, las ventas a particulares caen un 44,6% respecto del primer cuatrimestre de 2019 y los alquiladores un 49,7%.

En cuanto a los comerciales ligeros, en abril se han matriculado 15.875 vehículos, un 21,8% menos que en el mismo mes de 2019. En el acumulado del año, las ventas de estos modelos caen un 24,6%, hasta las 56.403 unidades, respecto del mismo periodo de hace dos años. Respecto del mes de abril de 2020, las ventas de vehículos comerciales ligeros subieron un 771,3% en el mes y un 48% en el acumulado.

Mejores datos en dos ruedas

Si el mercado de turismos cae de manera abrupta respecto a 2019, las ventas de motocicletas están aguantando mejor este 2021. Los datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas (Anesdor), recogen un total de 17.019 unidades entre motocicletas (14.517 unidades), ciclomotores (1.672 unidades), triciclos (268 unidades) y cuatriciclos (562 unidades).

Esto supone un crecimiento del 1.392,9% interanual, consecuencia de que el año pasado prácticamente no se matricularon vehículos en este mes consecuencia del confinamiento, pero incluso respecto a 2019 suponen cifras positivas, apenas un 0,1% de subida, pero positivas al fin y al cabo. José María Riaño, secretario general de la patronal, ha destacado que “los datos del sector en abril han sido muy próximos a los de 2019, unas cifras que invitan al optimismo. La afectación de la pandemia sigue siendo un factor determinante y si en estas circunstancias crecen las matriculaciones, creemos que cuando se complete la vacunación y la situación se normalice el mercado se verá reforzado”.

“La ciudadanía está demostrando que apuesta por la moto tanto para su movilidad como para disfrutar de su tiempo de ocio y esto se está traduciendo en datos favorables a pesar de la compleja coyuntura social, económica y sanitaria”, ha explicado Riaño.

En lo que llevamos de 2021, las ventas se han incrementado en un 36,1%. Entre enero y abril de este año el mercado de motocicletas, el principal del sector crece un 39,5%, mientras que el de ciclomotores cae un 2,2%. En lo referente a otras tipologías, los triciclos presentan un alza del 85%, los cuatriciclos ligeros de un 63,2% y los cuatriciclos pesados de un 118%. Respecto a 2019, la caída es de un 6,8% en estos cuatro primeros meses. El impacto de la tercera ola a comienzos de año supuso un lastre para el mercado, que se ha recuperado según han pasado los meses.