El difícil momento que viven las fábricas de turismos en España provocado por los efectos de la crisis de la covid-19 y la transformación que está sufriendo el sector motivado por la implantación del coche eléctrico parece tras el mes de marzo que comienza a vislumbrarse un futuro más esperanzador. Y es que durante el tercer mes del año la producción de vehículos ha alcanzado casi 227.000 unidades fabricadas, que supone una caída del 13,3% respecto al mismo mes de marzo de 2019 y un crecimiento del 56,8% frente al mismo mes del año pasado.

Esta caída responde a la combinación de dos factores que ha arrastrado la industria durante todo 2021: la menor demanda por parte de los mercados europeos, en especial del propio mercado español, y las paradas provocadas por el desabastecimiento de chips en las fábricas. A lo largo del primer trimestre de 2021, se han producido un total de 662.224 unidades, que representa un retroceso del 12,5% respecto al mismo periodo de 2019.

Y es que el problema de los semiconductores está durando más de lo estimado por los fabricantes en un primer momento y hay previsiones que apuntan que se alargue varios meses más. A este condicionante, hay que añadir que los principales mercados europeos siguen sin alcanzar todavía los ritmos de ventas de 2019, anteriores a la pandemia. Las fuertes caídas acumulada en el primer trimestre de 2021, en comparación con 2019, de Francia (-20,2%), Alemania (-25,4%), Italia (-16,9%), Reino Unido (-39,3%) y, sobre todo, del mercado nacional con un retroceso del -41,3%, están marcando la lenta recuperación de la producción de los vehículos en España. No hay que olvidar que uno de cada cuatro vehículos que se compra en España se fabrica aquí por lo que la recuperación del mercado nacional es capital para las fábricas.

Por tipo de vehículo, durante el mes de marzo (y en comparación con el mismo mes de 2019), la fabricación de turismos y todoterrenos ha sufrido un fuerte retroceso del 18,4%, con 170.891 unidades. Mientras que la producción de vehículos comerciales e industriales ha logrado un aumento del 7,4% en el tercer mes, hasta alcanzar las 56.067 unidades.

Menor caída de las exportaciones

Menos acusada ha sido la caída, en relación a 2019, de las exportaciones que, en el mes de marzo, han registrado una caída del 3,5%, con un total de casi 200.000 vehículos enviados fuera de nuestras fronteras. Se han exportado, en el acumulado durante el primer trimestre, 567.373 unidades, que supone una contracción del 5,4%. Este retroceso viene principalmente a la pérdida de fuerza de los principales mercados europeos. Estos países absorben un 70% de las exportaciones y la adquisición de vehículos españoles ha caído en un 9,5% durante el mes de marzo. Solo Turquía, con un crecimiento del 260,9%, e Israel, con un aumento del 109,5%, han sido los únicos mercados del Top 10 de destinos de exportación que han aumentado su demanda durante el tercer mes de 2021.

A diferencia del continente europeo que ha sufrido un retroceso del 9,5% en marzo, en comparación con el mismo mes de 2019, cabe destacar el aumento en el ritmo de exportación hacia el resto de los continentes. En el caso de América se ha aumentado un 39,9%, como consecuencia del crecimiento de los mercados de México (70%) y Chile (95,6%), mientras que en África se alcanza un incremento del 21,2% gracias a la mejora en sus tres destinos principales: Egipto (487,5%), Marruecos (55,4%) y Sudáfrica (105,1%). Por su parte, Asia ha aumentado su demanda en un 20,5%, debido al fuerte crecimiento de Japón en un 1112,9%

Lo que también se aprecia es un cambio de tendencia en lo que a fuentes de energía se refiere. Así, durante el mes de marzo la producción de vehículos de cero y bajas emisiones creció un 30,3%, respecto a 2020 y un 243,3%, respecto a 2019, acumulando un total de 18.564 unidades (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales y gas natural). Esto supone una cuota del 8,2% de la producción total de vehículos de las fábricas españolas.

En el acumulado del año, la fabricación de los vehículos electrificados, híbridos y de gas asciende a 59.751 unidades, duplicando el ritmo de producción alcanzado en el primer trimestre de 2020. Respecto de 2019, la producción de estos vehículos se ha más que cuadruplicado, dado que en el primer trimestre de 2019 se fabricaron 12.129 unidades.

En el tercer mes del año, los híbridos enchufables se vuelven a posicionar como el vehículo alternativo de mayor fabricación en España, con una cuota de producción del 3,7%, con un total de 8.417 unidades. De igual manera, los eléctricos han ganado protagonismo, hasta alcanzar las 7.325 unidades (1.359 unidades en marzo 2019), de los cuáles, 6.703 unidades han sido turismos. La cuota total de estos vehículos asciende al 3,2% del total de producción. Por su parte, la fabricación de híbridos no enchufables alcanza las 912 unidades y los vehículos de gas llega a las 1.910 unidades.

Crecimiento del sector recambios

El sector que sí ha experimentado cifras de crecimiento ha sido el de los recambios. La patronal Ancera ha publicado su estudio relativo a la actividad del sector en el primer trimestre de este año, que concluye que la distribución de recambios creció un 4% entre enero y marzo, en comparación con 2020. Sin embargo, según datos de la Ancera recogidos por Europa Press, la cifra de negocio del sector cayó un 7,4% en enero y un 5% en febrero con un fuerte repunte en marzo del 26%.

Las expectativas para el cierre del primer semestre, así como del año, son también positivas, mejorando incluso con respecto al estudio realizado a principios de año. El sector espera crecer el primer semestre un 24% y finalizar el año con un 7% de incremento. Estas cifras mejoran las expectativas respecto al anterior informe, en el que esperaban crecer en torno a un 3%. Así, 2022 alcanzaría datos de facturación de 2019.

"Es un resultado que de alguna forma se preveía, acorde a los últimos meses de 2020. La segunda quincena de marzo de 2020 fue muy dura y el sector había apostado sus esperanzas en un crecimiento para este primer trimestre de 2021", ha indicado el secretario general de Ancera, Carlos Martín.