Holaluz debuta este viernes en Bolsa y lo hace rodeado de una gran expectación. La comercializadora de energía renovable salta al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con una valoración de 160 millones de euros y un precio de 7,78 euros por acción. Y lo hace de la mano de importantes inversores como el Banco Santander, según fuentes del mercado consultadas por Vozpópuli.

La entidad que preside Ana Botín es uno de los inversores que respalda el salto bursátil de la compañía que dirige Carlota Pi, que en las últimas semanas ha cerrado con éxito un 'roadshow' nacional e internacional para atar los fondos necesarios. Según señaló la empresa, "la oferta ha quedado suscrita más de dos veces al precio finalmente fijado para la transacción, habiendo recibido adjudicación más de 120 inversores".

Tras cerrar una ampliación de capital valorada en 30 millones y una venta de acciones de 10,4 millones, Holaluz va a poner en el ruedo bursátil un 25,5% de capital flotante. La venta de participaciones será ejecutada por el fondo Axon y los socios fundadores: Ferran Nogué, Oriol Vila y Pi.

Dilución de los socios

Los tres directivos, que hasta ahora contaban con el 63% del capital, pasarán a tener el 48,75%. Axon, hasta ahora segundo accionista de la casa con un 27%, pasará a tener un 17,88%.

La entrada de Holaluz en el MAB, la más alta de toda la historia de este mercado, está siendo asesorada por JP Capital Partners, la entidad que preside Javier Botín, hermano de la presidenta del Santander. También participa GVC Gaesco y por la parte legal están Baker McKenzie y Uría Menéndez.