Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros bajaron un 57,9% en marzo respecto al mismo mes de 2020, aunque si se compara con niveles previos a la pandemia, sobre marzo de 2019, la caída alcanza el 83,6%.

La caída interanual de marzo es mucho menor que la de meses anteriores (en torno al 80 %) porque ya se comparan dos meses afectados por la pandemia (aunque el del año pasado solo parcialmente, puesto que el estado de alarma se decretó el día 14). Por eso es oportuno, para calibrar la profundidad del descenso, comparar con marzo de 2019, sin coronavirus.

Según la Encuesta de Coyuntura Hotelera del Instituto Nacional de Estadística (INE), en marzo pasado se registraron 3,52 millones de pernoctaciones frente a 8,37 millones en ese mes de 2020 y a 21,52 millones en marzo de 2019.

En cifras acumuladas del periodo enero-marzo las pernoctaciones en hoteles suman 5,90 millones, frente a 41,95 millones en el primer trimestre de 2020 y a 53,61 millones en esos meses de 2019.

Noches consumidas por viajeros residentes en España

Las noches consumidas por los viajeros residentes en España -que representan el 72,5 % del total- disminuyeron un 17,2 % sobre marzo del año pasado y las de los no residentes bajaron el 81,7 %.

La facturación de los hoteles se situó en una media de 65,5 euros por habitación ocupada, un 16,2 % menos que hace un año, y la tasa anual del índice de precios hoteleros (IPH) cayó el 8,1 %.

La estancia media se situó en dos noches por persona, un 35,6 % menos que un año antes.

Durante el mes de marzo estuvieron abiertos en España 8.416 establecimientos hoteleros, un 22 % menos que en el mismo mes de 2020 y la mitad de los que habitualmente abren en marzo.

Los destinos principales de los viajeros en marzo fueron Madrid, con una caída del 26,9 %; Cataluña, con un descenso del 49,2 %, y Canarias, donde el recorte alcanzó el 80,4 %.

Para los viajeros residentes en España los destinos principales fueron Madrid (caída del 13,4 % sobre un año antes), Cataluña (-0,8 %) y Andalucía (-45,3 %).

Mientras, para los no residentes el primer destino fue Canarias, con un 33,9 % del total de pernoctaciones, y una caída del 86,6 % sobre un año antes; el segundo fue Madrid (con un descenso del 60,1 %) y el tercero, Cataluña, donde el recorte fue del 78,9 %.

En marzo se cubrieron el 19,3 % de las plazas ofertadas, con un descenso anual del 34 %, y el grado de ocupación en fin de semana se situó en el 22,9 %.

La ciudad autónoma de Ceuta presentó el mayor grado de ocupación por plazas durante marzo (28,6 %), seguida de Madrid, con el 25,2 %.

Los puntos turísticos con más pernoctaciones fueron Madrid, Barcelona y San Bartolomé de Tirajana (Las Palmas). Santa Cruz de Tenerife dio el mayor grado de ocupación por plazas (34,2 %) y Plasencia (Cáceres) alcanzó el mayor grado de ocupación en fin de semana (47,4 %).

Los viajeros procedentes de Alemania y Francia concentraron el 18,4 % y el 14,9 %, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en marzo, con caídas del 84,3 % en el primer caso y del 59,1 % en el segundo.

Los siguientes mercados emisores fueron Italia, Polonia y el Reino Unido, con descensos del 52,2 %, 56 % y 97,3 %, respectivamente.

La mayor bajada de precios se produjo en los hoteles de una estrella (11,7 %) y la menor, en los de cinco estrellas (5,2 %).

El ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR en inglés), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 17,1 euros, con una bajada del 42,9 %.

Por categorías, la facturación media fue de 169,2 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 71,7 euros para los de cuatro y de 53,6 euros para los de tres estrellas.

El punto turístico con mayor ingreso por habitación ocupada (ADR en inglés) es Alto Arán (Lérida) -donde se encentra la estación de esquí de Baqueira Beret- con una facturación media diaria por habitación ocupada de 173,6 euros.

El punto turístico con mayor RevPAR es Adeje, con unos ingresos por habitación disponible de 50,6 euros.