El móvil comienza a vibrar sobre la mesa. En pantalla, aparece un número largo y desconocido. ¿Nos llaman desde una oficina? ¿Es un amigo? No, es un operador de telemarketing. Su trabajo es tan honrado y digno como otro cualquiera, pero en muchas ocasiones se ven espoleados por sus superiores a llamar sin descanso para captar posibles clientes.

Es una situación incómoda. En la mayoría de las ocasiones se busca terminar la comunicación con educación y contundencia, pero en otras tantas la persistencia del teleoperador provoca que colguemos con cajas destempladas. A veces se nos queda mal cuerpo por aquello de colgar a quien quizá esté demasiado presionado en su trabajo.

Es una situación que puede evitarse. O al menos mitigarse. Hay múltiples aplicaciones y opciones que permiten rechazar este tipo de llamadas.

Bloqueo de números

Esta posibilidad, incluida tanto en teléfonos Android como iOS, permite bloquear un número de teléfono concreto. Sufriremos la llamada de un teleoperador, pero será la última vez.

Activar esta opción es tan sencillo como, una vez acabada la comunicación, desplazarse a la agenda de llamadas, presionar sobre el icono de información que aparece al lado del número que nos ha llamado y añadirlo a la 'lista negra' en el caso de Android o activar la opción de 'bloqueo' en el caso de Apple.

Lista Robinson

Si quieres acabar por la vía rápida, lo mejor es pedir la integración en el Servicio de Lista Robinson. Esto permite, de forma fácil y gratuita, evitar publicidad de empresas que no se desee o a las que no se haya facilitado consentimiento.

Además, no sólo bloquea las llamadas de teléfono, también hace lo propio, siempre a decisión del usuario, con la publicidad y el telemarketing en diferentes formatos: SMS, correo electrónico, correo postal...

Truecaller-ID y Bloqueo

Se trata de una aplicación que identifica y bloquea llamadas y SMS de spam. Es gratuita -a cambio se muestra publicidad- y cuenta con una puntuación por parte de los usuarios de 4,5 estrellas (el máximo son 5 estrellas).

Desde la aplicación aseguran que la base de datos con los números de spam ha sido elaborada con información facilitada por 250 millones de personas de todo el mundo.