El futuro del automóvil en general y de la industria automovilística española en particular gira alrededor del coche eléctrico y todo lo que ello conlleva, principalmente todo lo relacionado con las baterías. Poco a poco España da pasos para poder albergar la primera fábrica de baterías con proyectos como el lanzado por el Gobierno junto a Seat e Iberdrola y que tantas suspicacias está generando, pero al tiempo van saliendo nuevos proyectos relacionados con ello.

El último llega de Extremadura que, a través de la colaboración público-privada, ha sentado las bases para liderar uno de los proyectos internacionales más importantes de almacenamiento energético pues, con una inversión de más de 1.000 millones de euros, contará con la primera fábrica de celdas de baterías de España, entre otros eslabones de la cadena de valor de este sector.

Será la única comunidad autónoma que contará con un yacimiento de litio, en Cañaveral (Cáceres), donde también se transformará este metal; una planta de níquel, ubicada en Monesterio (Badajoz); una factoría de cátodos, que se ubicará en la provincia de Cáceres, y una planta de fabricación de celdas de batería, en la Plataforma Logística del Suroeste de Europa, en Badajoz capital.

Este conjunto de eslabones representa el eje principal de un sector, el de las fábricas de baterías, que forman parte del futuro más inmediato de la nueva revolución industrial y tecnológica del sector de automoción. Con todo ello, Extremadura aspira también a acoger la fábrica de baterías destinada a la automoción, un proyecto que pretenden otras comunidades autónomas y para la que se postulaba inicialmente como candidata firme Cataluña.

Extremadura no renuncia a nada y para cualquier proyecto estamos presentando nuestra candidatura

Guillermo Fernández Vara

"Extremadura no renuncia a nada y para cualquier proyecto estamos presentando nuestra candidatura. Confío plenamente en que se nos va a permitir volar a la misma altura que los demás", ha dicho el jefe del Ejecutivo extremeño, Guillermo Fernández Vara, durante la presentación del denominado "Proyecto integral de almacenamiento energético en Extremadura".

El socio referencial del conjunto empresarial del proyecto de almacenamiento energético en Extremadura, Alejandro Ayala, y el consejero delegado de Phi4Tech, Mario Celdrán, han desgranado los distintos eslabones -minas, transformación y fabricación- de esta iniciativa, que suma una inversión de algo más de 1.000 millones de euros y una previsión de 1.300 empleos directos.

Producción de baterías

Una de las claves del proyecto será la fábrica de celdas para baterías, con una inversión de 400 millones de euros, se prevé la creación de 200 puestos de trabajo en una primera fase y de 500 más en el momento de máxima producción. La fábrica tendrá una capacidad final de 10 gigas (GW), "que podría alcanzar las 20 gigas atendiendo a la demanda", según Celdrán, planificada modularmente a lo largo del tiempo en 5 módulos de 2GW.

Otra pieza de este proyecto será la construcción de una factoría de cátodos, "imprescindible para la fabricación de celdas", en la provincia de Cáceres, con una inversión de 200 millones de euros y la creación de 360 puestos de trabajo. A ambas se suma el proyecto minero de litio en Las Navas, en el que participa la mercantil Lithium Iberia. La inversión total estimada es de unos 316 millones de euros (173 millones para la fábrica de transformación de litio y 143 para la mina y planta minera) con un empleo directo de 405 personas.

Adhesiones al consorcio

Todo un proyecto el de Extremadura que busca como objetivo final desarrollar allí la anunciada fábrica de baterías española, un proyecto anunciado recientemente por el Gobierno. La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha avanzado que en unos días habrá nuevas incorporaciones al consorcio público-privado que se está configurando para emprender el proyecto y ha garantizado la elección del mejor proyecto con transparencia y rigor.

"Ya se han sumado Volkswagen e Iberdrola, pero son otros los actores que veréis en los próximos días que van a participar de este consorcio", ha apuntado la ministra en el Foro de Turismo de Europa Press, en el que ha señalado que la "rivalidad" y "competencia" que existe por la ubicación de la fábrica es "muy sana" para hacer que se presentan los mejores proyectos.

Maroto ha animado tanto al 'cluster' de automoción de Aragón como al gallego a que se sumen al consorcio y sean parte de un plan dirigido a "revolucionar" el sector de la movilidad eléctrica. Tras insistir en que el Gobierno va a ser "muy riguroso" a la hora de elegir el mejor proyecto, ha apuntado que para ello definirá "un grupo" que será quien haga la elección con "criterios de "transparencia y rigor".