Las empresas de crédito rápido han aprovechado la crisis para endurecer sus condiciones y elevar de forma muy importantes sus tipos de interés, tal y como constata el Banco de España. Es por eso que a la hora de contratar un producto de este tipo existe el riesgo de que el cliente termine pagando de más.

Los minicréditos son préstamos de pequeñas cantidades, que comprenden desde un mínimo de 50 euros hasta un máximo de 1.000 euros a devolver, en plazos muy cortos, como máximo de 90 días y en la mayoría de los casos, 30 días. Es una financiación extraordinaria que pueden ofrecer muy pocas empresas. Según estimaciones de Asufin, en 2020 se concedieron 890.000 préstamos inferiores a 3.000 en nuestro país.

Esta misma asociación ha presentado un barómetro en el que muestran las compañías que mayores tipos de interés imponen en este tipo de préstamo. Las cinco más caras son: Kredito24, Préstamo10, Créditomás.es, CreditoSi y Contante, con intereses que van del 8.538% TAE y un 540% TIN -en el caso del primero- y del 3.564% TAE y del 420% TIN -en el caso de la última-.

El problema de este tipo de créditos es que se comercializan con unos intereses elevados, que además no están visibles en la publicidad de los mismos. El consumidor sólo conoce el precio exacto en el momento de la firma de la operación. Además, se ofrecen con varios reclamos. El primero es disponer del dinero rápidamente en la cuenta, en plazos de 24-48 horas y, en muchos casos, incluso en el día, con transferencias inmediatas.

El segundo, hacer pensar que su coste es reducido, cuando la realidad demuestra todo lo contrario. Por ejemplo, pagar 135 euros por un préstamo de 300 euros, a devolver en un mes, supone afrontar una TAE del 8.538% como efecto de combinar coste elevado con plazo corto. Por ello, cualquier subida de precios, por pequeña que parezca, se traduce en un notable encarecimiento, tal y como señala Asufin.

Condenas por usura

Recientemente, el juzgado de primera instancia número 11 de Madrid ha condenado por usura a la compañía de créditos rápidos Prestamer tras aplicar a uno de sus clientes una TAE del 657%, según un auto al que ha tenido acceso a Vozpópuli.

El juez ha declarado que el afectado sólo tendrá que devolver el dinero que solicitó, sin tener que abonar ningún tipo de interés. Además, se ha condenado a costas a la compañía de préstamos. Esta sentencia, conseguida por el abogado colaborador de Asufin Rodrigo Royo, pone de manifiesto el enorme riesgo que suponen estos créditos instantáneos.

Prestamer es una compañía de préstamos rápidos registrada en Málaga que ofrece liquidez a un tipo de interés muy elevado. En su página web venden que se ofrecen estos préstamos con un tipo de interés diario desde el 0,96%, lo que supone una TAE del 350%.

La TAE es el cálculo anual de intereses y sirve para determinar el precio de los productos financieros. Si se ofrece un tipo de interés del 1% (diario), la TAE es del 365%; si se ofrece un interés del 1% mensual, la TAE será del 12%. Este es un reclamo que están utilizando las empresas de crédito rápido con el que, en ocasiones, no se es del todo transparente.