El juzgado de primera instancia número 11 de Madrid ha condenado por usura a la compañía de créditos rápidos Prestamer tras aplicar a uno de sus clientes una TAE del 657%, según un auto al que ha tenido acceso a Vozpópuli.

El juez ha declarado que el afectado sólo tendrá que devolver el dinero que solicitó, sin tener que abonar ningún tipo de interés. Además, se ha condenado a costas a la compañía de préstamos. Esta sentencia, conseguida por el abogado colaborador de Asufin Rodrigo Royo, pone de manifiesto el enorme riesgo que suponen estos créditos instantáneos.

Prestamer es una compañía de préstamos rápidos registrada en Málaga que ofrece liquidez a un tipo de interés muy elevado. En su página web venden que se ofrecen estos préstamos con un tipo de interés diario desde el 0,96%, lo que supone una TAE del 350%.

La TAE es el cálculo anual de intereses y sirve para determinar el precio de los productos financieros. Si se ofrece un tipo de interés del 1% (diario), la TAE es del 365%; si se ofrece un interés del 1% mensual, la TAE será del 12%. Este es un reclamo que están utilizando las empresas de crédito rápido con el que, en ocasiones, no se es del todo transparente.

Préstamos sin transparencia

Más del 37% de los consumidores no recibe información clara antes de contratar un préstamo, según se desprende del estudio 'Consumer Credit Market Malpractices Uncovered', llevado a cabo por la organización europea Finance Watch, en colaboración con Asufin, en España; la Universidad de Cork, en Irlanda, y Credere, en Rumanía.

Los resultados, obtenidos por medio de 89 casos de compradores de mistery shopping (petición de información simulando ser clientes) entre los meses de junio y septiembre de 2020, también revelan que sólo el 13% de los consumidores reciben asesoramiento sobre el tipo de productos o servicios que se adecúan a sus necesidades y situación financiera.

El informe también se hace eco del auge de la contratación online de crédito, a pesar de que sólo el 0,8% de los préstamos suscritos en el área euro se realice de forma transfronteriza, lo que da cuenta de los obstáculos que persisten en el desarrollo de un mercado financiero único.

La presidenta de Asufin, Patricia Suárez, explica que los resultado de este informe "exponen el riesgo de
sobreendeudamiento que corren los consumidores debido a las malas prácticas en la contratación que agrava el problema de morosidad en los préstamos, los NPL (activos no productivos) que han encendido la voz de alarma en la Unión Europea y sobre lo que se está legislando en estos momentos.