Combinar en una gran berlina la deportividad con la eficiencia de un motor ecológico no ha sido posible hasta hace relativamente poco tiempo. Y lo ha sido gracias a la llegada de la electrificación, que en cualquiera de sus diferentes grados permite "jugar" con los motores de combustión para poder ofrecer no sólo altísimas prestaciones, sino también ciertas dosis de ecologismo, al menos en el día a día urbano.

Y estos diferentes grados de electrificación se combinan en el caso del S6 y del 508 PSE con motores tan diferentes como un V6 diésel en el primer caso y un cuatro cilindros de gasolina en el segundo. En el caso del modelo alemán, junto a un sistema micro híbrido que le otorga la etiqueta ECO y, en el caso del 508, con un motor eléctrico capaz de ofrecer más de 40 kilómetros de autonomía en modo 100% eléctrico que le permite disfrutar de la etiqueta CERO. Y en ambos casos, con potencias en torno a los 350 CV.

Audi S6 Avant quattro

S6 Avant quattro: casi 350 CV y menos de 7 litros de consumo.

Audi ha dado una vuelta de tuerca a sus modelos S y, tanto el S6 como el S7 abandonaron sus anteriores bloques de gasolina montando la última generación de los motores V6 diésel de la marca. Versiones tan deportivas como se espera de sus casi 350 CV de potencia pero que además cuentan con las ventajas de la etiqueta ECO de la DGT, dando lugar en el caso del S6 a una berlina deportiva y ecológica a la vez, gracias a la tecnología de 48 voltios que permite a muy baja velocidad contar con el apoyo de un pequeño motor eléctrico que hace las funciones de alternador y de motor de arranque y una batería de iones de litio con una capacidad de apenas 0,5 kWh.

Una tecnología microhíbrida que permite que el sistema start/stop se active desde una velocidad de 22 km/h. Gracias a la integración del sistema de hibridación ligera y a los sensores del vehículo, el S6 puede lograr un ahorro de combustible de hasta 0,4 litros cada 100 kilómetros en condiciones reales de conducción, y pueden desplazarse en modo de marcha por inercia con el motor de combustión desactivado hasta 40 segundos.

Pero con todo, lo que más sorprende al subirnos a este S6 es el sonido que emite cuando aceleramos. Un meticuloso trabajo de los ingenieros de la marca para que quienes opten por esta berlina deportiva no sientan que están ante un diésel convencional, sino ante una nueva forma de entender esta tecnología. La puesta a punta que han diseñado hace de este bloque V6 diésel un motor no solo super eficientes, sino también con cierta carga emocional en su utilización. Suena casi como un gasolina, empuja desde muy bajo régimen con contundencia y es capaz de proporcionar las prestaciones esperadas de un modelo S.

Una potencia de 344 CV con 700 Nm de par máximo son datos suficientes para poder prever un dinamismo a la altura de la historia la gama S de Audi. Como en todos ellos, la tracción permanente quattro forma parte del equipamiento de serie. En condiciones normales, su diferencial central autoblocante distribuye el par entre los ejes delantero y trasero en una proporción 60:40. Como caso extremo, puede enviar un 70% al eje delantero o hasta un 85% a las ruedas traseras. El control selectivo de par individual mejora la agilidad en conducción deportiva, frenando ligeramente las dos ruedas interiores a la curva, que son las que cuentan con menos carga, antes de que pierdan agarre.

Con la ayuda del sistema eléctrico y la capacidad de empuje de un diésel de semejantes valores de par, el resultado es una respuesta espontánea y una impresionante capacidad para acelerar o realizar adelantamientos, al disponer de toda la potencia de forma inmediata cuando pisas a fondo el acelerador. Como datos destacados, una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos y una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Puedes disfrutar por tanto de una conducción muy deportiva entre curvas y hacerlo en un largo viaje en el que los kilómetros pasan muy deprisa sin que te des cuenta. El grado de confort de las suspensiones y el silencio que se siente en el interior a velocidades medias hacen que viajar con el S6 resulte toda una experiencia. Y siempre con unos consumos muy ajustados que se reflejan sobre todo en una autonomía que supera a esos ritmos medios de 140 km/h de marcador los 900 kilómetros con facilidad.

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN S6 Avant quattro; MOTOR Diesel, 6 cilindros en V + eléctrico de 11 CV; CILINDRADA 2.967 cm3; BATERÍA 0,49 kWh; POTENCIA CONJUNTA 344 CV; PAR MÁXIMO 700 Nm; VELOCIDAD MÁXIMA 250 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 5,0 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 7,7 l/100 km; AUTONOMÍA 948 km; DIMENSIONES 4.954 / 1.886 / 1.446 mm; NEUMÁTICOS 255/40 R 20; PESO EN VACÍO 2.030 kg; MALETERO 520 l; PRECIO 84.270 €

Peugeot 508 SW PSE Hybrid

508 PSE: 360 CV y más de 40 km de autonomía eléctrica

El 508 Peugeot Sport Engineered es la versión más potente de la gama, y destaca por su sistema híbrido enchufable que desarrolla una potencia máxima de 360 CV y ofrece una autonomía eléctrica homologada en ciclo WLTP de 42 kilómetros. Como en el S6, por potencia y puesta a punto del bastidor es una berlina muy deportiva aunque en absoluto radical, que permite viajar con mucho confort pero disfrutar a la vez de una conducción muy dinámica y eficiente, apoyado no sólo en el tacto del bastidor sino también en su tracción total.

La suspensión tiene un ajuste más firme que cualquier otro 508 y rebaja la altura de la carrocería 10 milímetros en el eje delantero y 4 mm en el trasero. Los amortiguadores son de dureza variable con tres niveles seleccionables, Confort, Hybrid y Sport, vías más anchas con 24 milímetros más delante y 12 más detrás. La dirección ha sido recalibrada para tener un tacto más directo y los discos de freno delanteros son más grandes, de 380 milímetros de diámetro y pinzas fijas de cuatro pistones. Los neumáticos que lleva de serie son Michelin Pilot Sport 4S en medida 245/35 R20.

El sistema híbrido está compuesto por un motor de gasolina turbo, de cuatro cilindros, 1,6 litros y 200 CV y dos eléctricos. El primero de ellos da 110 CV y está integrado en la transmisión automática de ocho marchas EAT8 y mueve las ruedas delanteras. El segundo da 113 CV, está situado en el eje posterior y únicamente mueve las ruedas de ese eje. En conjunto rinde 360 CV, pero solo en el modo de conducción Sport. En los demás —4WD, Hybrid y Confort— es de 330 CV, mientras que en modo eléctrico es de 140 CV con una velocidad máxima de 140 km/h.

Los motores eléctricos se alimentan de una batería de iones de litio de 11,5 kWh que está ubicada debajo de los asientos traseros. Ni el motor eléctrico posterior ni la batería restan espacio al habitáculo o el maletero, que tiene 530 litros en esta versión con carrocería familiar. Si afectan al depósito de gasolina, que pasa de tener 62 litros a sólo 43. De serie, lleva un cargador de 3,7 kW, con el que la batería se puede cargar del 0 a 100% en unas cuatro horas, aunque en opción hay disponible uno de 7,4 KW, que reduce el tiempo de recarga a la mitad.

A sus mandos, el 508 PSE brilla sin duda por sus altísimas prestaciones y el rendimiento del conjunto suspensión y neumáticos. El ajuste de la suspensión le da un equilibrio dinámico de altísimo nivel, con una dirección muy rápida y unas reacciones en curva muy vivas.  No es un deportivo exigente a sus mandos y resulta relativamente fácil moverse en recorridos virados a muy alto ritmo. Frena con decisión, gira con rapidez y sale de la curva con mucha motricidad ganando velocidad con enorme rapidez.

Un comportamiento dinámico a la altura de un deportivo eficaz pero manteniendo en todo momento un muy elevado confort de marcha. No llega a los niveles del S6 en este sentido, pero por motor viajas a ritmo muy elevado casi con mayor facilidad, con unos consumos en general ajustados aunque más sensibles al tipo de conducción. A ritmo mantenido de 130-140 km/h y en un largo recorrido de más de 200 kilómetros medimos menos de ocho litros de media, aunque con un depósito de combustible recortado en su capacidad respecto a las versiones 100% de combustión del resto de la gama la autonomía se resiente y a duras penas superas los 500 kilómetros. En ciudad, el motor eléctrico permite unos 40 kilómetros de autonomía en conducción suave.

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN 508 SW PSE Hybrid e-AT8; MOTOR Gasolina, 4 cilindros + 2 eléctricos de 110 y 113 CV; CILINDRADA 1.598 cm3; BATERÍA 11,5 kWh; POTENCIA CONJUNTA 360 CV; PAR MÁXIMO 520 Nm; VELOCIDAD MÁXIMA 250 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 5,2 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 7,8 l/100 km; AUTONOMÍA 551 km; DIMENSIONES 4.750 / 1.860 / 1.410 mm; NEUMÁTICOS 245/35 R 20; PESO EN VACÍO 1.925 kg; MALETERO 487 l; PRECIO 65.400 €