Fue todo un icono inglés del automóvil. MG (Morris Garage) fue adquirida por el gigante automovilístico chino SAIC y regresa con fuerza al mercado europeo y española, con una estrategia muy clara, popularizar el coche eléctrico. Otra marca más llegada de China para un mercado en plena expansión y en el que los fabricantes asiáticos juegan con cierta ventaja por lo que a su avanzado desarrollo en materia de baterías que les permite afrontar el futuro con muchas garantías al tener cubierto el principal escollo que supone para las grandes marcas europeas este campo de las baterías.

Así, MG lanzará dos nuevos modelos eléctricos este año en nuestro mercado que contarán además con unas autonomías en torno a los 400 kilómetros según ha anunciado la compañía esta semana en un evento 'online'. En concreto, MG lanzará en mayo el nuevo Marvel R Electric, un SUV "lujoso y tecnológico" del segmento compacto, mientras que el nuevo MG5 Electric llegará algo más tarde, en octubre, como su primer familiar 100% eléctrico.

"Mientras que los actuales MG ZS eléctrico y MG EHS híbrido enchufable ya impresionan por su precio, funcionalidad, equipamiento de serie y eficiencia, estos nuevos modelos suben aún más el listón en términos de diseño y atractivo", ha reivindicado la marca.

En este sentido, el consejero delegado de MG en Europa, Matt Lei, ha indicado que cuando se lanzó la marca en el continente el objetivo era hacer que la movilidad eléctrica fuese accesible para los conductores, por lo que estos nuevos vehículos permitirán continuar con ese objetivo de popularizar la movilidad eléctrica.

El Marvel R Electric tiene una longitud de 4,67 metros, una anchura de 1,91 metros y una altura de 1,61 metros, mientras que su distancia entre ejes de 2,80 metros garantiza una notable amplitud en las plazas traseras. En el salpicadero, tal y como manda la moda, dispone de una pantalla táctil de nada menos que 19,4 pulgadas y un cuatro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas. El motor eléctrico proporciona una potencia máxima de 288 CV, con una autonomía de unos 400 kilómetros y una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos.

Por su parte, el familiar MG5 Electric destaca por su maletero de 578 litros, que puede alcanzar los 1.456 litros con los asientos traseros abatidos. Su longitud es de 4,54 metros, mientras que su anchura y su altura de 1,81 y 1,51 metros, respectivamente. Al igual que el Marvel R, el modelo dispone de 400 kilómetros de autonomía, aunque posee un motor menos potente, de 184 CV.

China, todo al eléctrico

Una nueva marca que llega por tanto dispuesta a conquistar el mercado de coches eléctricos desde un país en el que sus matriculaciones no hacen sino crecer a ritmos altísimos. De hecho, las ventas de vehículos eléctricos se espera crecerán en China un 55% en este 2021 hasta los dos millones de unidades, según los expertos de LMC Automotive, que recuerdan que el año pasado ya aumentaron sus matriculaciones un 13% interanual.

En su último análisis sobre el mercado eléctrico en el país asiático destacan que, a pesar de la pandemia de coronavirus, el año pasado las matriculaciones de los cero emisiones subieron por las políticas gubernamentales de apoyo a la compra de esta tecnología y por la llegada de nuevas plataformas que permiten la fabricación de vehículos más modernos y alejados del diseño de los tradicionales, y que también contribuirán a la reducción de los costes a largo plazo.

También ha sido clave para el impulso de los eléctricos, y lo seguirá siendo, la mejora de la calidad del producto, ya que hasta ahora los modelos lanzados por las marcas chinas estaban enfocados al uso por empresas y pertenecían a un segmento de bajo coste. En 2020 los vehículos eléctricos de alta gama o próximos a ella supusieron el 56,2% del total de las ventas, con el Tesla Model 3 a la cabeza.