Los fabricantes chinos desembarcan en España en el segmento de los SUV 100% eléctricos, y lo hacen a través de la marca DFSK y su modelo Seres 3. Un SUV que destaca por sus compactas dimensiones exteriores, con 4,38 metros de longitud, 1,85 de anchura y 1,65 de altura, pero también por su gran habitabilidad interior. Un nuevo SUV que además propone una estética cuidada y robusta, con grandes pasos de rueda y afiladas líneas longitudinales que realzan cierta deportividad.

Pero por encima de diseño, el Seres 3 llega marcado por su tecnología eléctrica, un modelo cero emisiones, con un potente motor y una gran capacidad de la batería. Un propulsor que desarrolla 163 CV y 300 Nm de par máximo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y que cuenta con una velocidad máxima limitada electrónicamente a 155 km/h. El conductor puede elegir entre tres programas de funcionamiento, Normal, Eco y Sport, que se seleccionan desde un botón emplazado en la consola central, a la izquierda del dial electrónico emergente E-Shift desde el que se maneja el cambio.

Para la batería se recurre a la última tecnología de litio-ferrofosfato (LiFePO4), que cuenta con el potencial de las de iones de litio pero con una vida útil superior al tiempo que permite prescindir del empleo del cobalto; lo que las convierte en más sostenibles al tiempo que abarata su coste. Con una capacidad de 53,6 kWh, ofrece una autonomía de 329 kilómetros según el ciclo WLTP y está preparado para cargar con corriente alterna o continua, con carga rápida, que permite elevar el nivel del 20 al 80% en 30 minutos. Recargarla al completo requiere 8 horas en una toma de 6,6 kW de potencia y 17 horas en un enchufe doméstico convencional a 3,7 kW.

Por dentro el Seres 3 ofrece una gran habitabilidad, para que cinco personas puedan viajar con total confort, y funcionalidad, con una amplia dotación de huecos para dejar todo tipo de objetos. En las puertas delanteras y traseras, la consola central, bajo el reposabrazos central, en la guantera frente al pasajero delantero o en la presente a la izquierda del volante. El acceso al maletero resulta sencillo por su amplio portón, así como por sus formas cúbicas sin la intromisión de los pasos de rueda. Su capacidad con 5 ocupantes a bordo es de 310 litros, que puede aumentar hasta 1.247 litros si se abaten los respaldos de los asientos traseros.

Amplio y con mucha conectividad

La ergonomía es otro punto destacado, con un deportivo volante multifunción forrado en piel con su zona inferior achatada para facilitar aún más el acceso y salida del habitáculo. Como sucede también con sus asientos de cuero, que pueden contar con accionamiento eléctrico -regulable en 6 vías para el conductor-, y estar calefactados. La llave de acceso y arranque manos libres, los espejos exteriores con calefacción y abatibles eléctricamente, las salidas de aire de climatización para las plazas posteriores o los dos puertos USB disponibles en las plazas delanteras facilitan la vida del conductor y de los pasajeros. El techo panorámico practicable con cortinilla eléctrica aumenta la luminosidad y ventilación del habitáculo.

El sistema de infoentretenimiento cuenta con dos pantallas táctiles a color de 10,25”. Una central de tipo flotante en el salpicadero, que integra la navegación y el Bluetooth para el smartphone, y otra configurable de LCD también de 10,25” para la instrumentación. En la consola central, bajo el módulo del climatizador, se emplaza una superficie de carga inalámbrica para los dispositivos móviles.

Entre las ayudas electrónicas a la conducción sobresalen el aviso de colisión frontal, la alerta ante el cambio de carril involuntario, el control de crucero automático, el asistente de arranque en pendiente (Auto Hold), el control de descenso y los sensores de presión de los neumáticos. La cámara de 360º así como los sensores de ultrasonidos, tanto para el paragolpes delantero como para el trasero, facilitan las maniobras a baja velocidad así como las de aparcamiento.

Un modelo que llega al mercado español tras una inversión de la marca de casi 1.300 millones de euros en proyectos de vehículos eléctricos inteligentes, atrayendo a diseñadores e ingenieros de todo el mundo para conseguir que su tecnología de propulsión de vehículos eléctricos sea referente a nivel mundial.

Para Filippo Rivanera, director general de DFSK Motors en España “el DFSK Seres 3 es el modelo que nos faltaba en nuestra actual gama de SUV, no sólo para tener presencia en los principales segmentos del mercado sino para demostrar que DFSK es una marca con atractivos diseños, materiales de gran calidad, una gran carga tecnológica y que además vela por la sostenibilidad con sus vehículos de GLP y ahora también con tecnología 100% eléctrica”. Desde 2007, DFSK ha sido uno de los primeros fabricantes de automóviles chinos en obtener la certificación CEE para poder comercializar sus modelos en el exigente mercado europeo.

El Seres 3 se fabrica en Chongqing, en la denominada fábrica de los 1.000 robots que se utilizan para estampación, soldadura, pintura, montaje de baterías, transporte entre estaciones... Un moderno complejo industrial que se encuentra a la vanguardia de la industria en cuanto a propulsión eléctrica, inteligencia e integración tecnológica, y que presume también de una gran conciencia por la sostenibilidad, con su complejo para el tratamiento de aguas residuales con una capacidad de reciclado de 1.800 toneladas al día.