Caixabank ha presentado esta madrugada a los sindicatos su propuesta definitiva en la reunión negociadora del ERE, que contempla 6.452 extinciones de contrato, 1.839 menos de las previstas inicialmente, y la retirada de la forzosidad, lo que allana el camino a un acuerdo con la representación laboral.

La reunión para negociar este ajuste de plantilla comenzó la mañana de este martes y ha seguido la pasada madrugada, ya que ha finalizado el período formal de consultas y las dos partes tratan de llegar a contrarreloj a un acuerdo que evite la aplicación de despidos forzosos.

En las últimas horas, empresa y sindicatos han acercado posiciones y Caixabank ha puesto sobre la mesa su última oferta, reduciendo nuevamente la cifra de extinciones de contrato hasta las 6.452, frente a las 8.291 anunciadas en abril, cuando presentó el ERE tras su fusión con Bankia.

Además, según han informado los sindicatos, Caixabank ha mejorado las compensaciones económicas que recibirán las personas que se acojan al ERE y "ha retirado definitivamente la forzosidad", por lo que todas las bajas serán de carácter voluntario.

Tras una negociación maratoniana, la empresa ha emplazado a la representación laboral a las 10.00 horas de la mañana para que dé una respuesta.

Esta era una de las medidas que exigía la parte sindical para alcanzar un acuerdo, por lo que el último planteamiento de la dirección podría facilitarlo.

Una respuesta este miércoles

Tras una negociación maratoniana, la empresa ha emplazado a la representación laboral a las 10.00 horas de la mañana para que dé una respuesta a su última oferta y decida si la acepta o no.