Este martes finalizan las negociaciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Caixabank y los sindicatos y el banco aún se encuentran lejos de un acuerdo. La voluntariedad que tanto exigen los representantes de los trabajadores sigue siendo parcial y la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri parece que no quiere dar su brazo a torcer.

Los sindicatos han publicado un comunicado conjunto en el que advierten a la entidad que "no van de farol" y que cuentan con el respaldo del 90% de la plantilla, tras no llegar a un acuerdo en la jornada de este lunes. Por este motivo, se mantendrá la huelga para este martes.

Lo que parece seguro es que el número de recolocados, que reducirán el ERE, se situará en los 686 trabajadores, de los que el 70% irán a parar a Caixabank Tech, según ha podido saber Vozpópuli por fuentes sindicales.

El resto se redistribuirán de la siguiente manera: Building Center acogerá a 26; CaixaBank Operational Services, 26; CaixaBank Payments&Consumer, 23; CaixaBank Business Intelligence, 29; Imagin Tech, 3; Servicio de Prevención, 3; CaixaBank Facilities Management, 3; Building Center, 52; CaixaBank Operational Services, 24; CaixaBank Payments&Consumer, 20; Imagin Tech, 16 y MicroBank, 4.

La dirección de Caixabank ha presentado este lunes una nueva propuesta de compensaciones para los empleados que dejen el banco, que actualmente se eleva a 6.950. Ésta simplifica la definición de colectivos por edades y unifica las condiciones para todos los mayores de 54 años.

Asimismo, rebaja a seis años la antigüedad requerida a empleados a partir de 52 años para acceder a la indemnización planteada para su franja de edad. Igualmente, la dirección incrementa las compensaciones para todos los grupos de edad.

Más cambios en el ERE de Caixabank

Para los empleados entre 54 y 63 años se propone un pago fraccionado del 57% del salario fijo anual, mantenimiento del 100% de las aportaciones de ahorro al plan de pensiones de la empresa, mantenimiento de la póliza privada de asistencia sanitaria y abonos del convenio especial con la Seguridad Social hasta cumplir los 63 años.

Aunque estas condiciones son aplicables a todos los empleados mayores de 54 que cuenten con la antigüedad requerida, se establece un máximo de 1.500 adhesiones para empleados de 54 y 55 años.

Los empleados de 52 y 53 años tendrán un pago fraccionado del importe equivalente al 57% a su salario fijo anual multiplicado por siete, con abono mensual hasta cumplir los 63 años. Asimismo, pago del convenio especial con la Seguridad Social hasta los 61 años. El límite máximo de adhesiones a este colectivo es de 500 personas.

Para el resto de trabajadores se otorgará un pago único de 40 días de salario fijo por año, con límite de 36 mensualidades, y primas por antigüedad (7.500 euros para empleados con más de seis años de antigüedad; 2.000 euros para empleados con menor antigüedad).