El BBVA ha convocado a los sindicatos para comenzar a tramitar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) el próximo viernes 16 de abril, según ha podido saber Vozpópuli por fuentes internas del banco. La entidad ha asegurado en una carta dirigida a los empleados que su objetivo es explorar conjuntamente fórmulas que permitan minimizar el impacto en la plantilla.

En la misiva, la entidad que preside Carlos Torres argumenta que esta decisión se enmarca en un contexto de "profunda transformación" para el sector, marcada por una enorme presión competitiva, bajos tipos de interés, la adopción acelerada de los canales digitales por parte de los clientes y la entrada de nuevos actores digitales.

Según publicó el diario Expansión, la entidad está trabajado en un ERE para 3.000 trabajadores, en torno al 10% de su plantilla. No obstante, BBVA niega que esa cifra sea oficial y emplaza a las declaraciones del consejero delegado, en las que no dice de manera explícita que se vaya a acometer tal ajuste.

Durante la presentación de resultados anuales de la entidad, Genç explicó que el banco estaba preparado un plan de reestructuración de costes en España para la primera mitad de 2021. Hay que aclarar que este tipo de ajustes siempre suele ejecutarse con despidos y cierre de oficinas. Pero hasta la fecha, BBVA no ha aclarado nada.

Primer ERE de BBVA

Este ERE, de llegarse finalmente a producir, sería el primero en el BBVA, ya que hasta ahora, su estrategia para aligerar plantilla era la de incentivar las bajas voluntarias y las prejubilaciones. De hecho, tal y como publicó Vozpópuli en febrero de 2020, la entidad firmó 611 prejubilaciones en 2019, un 25% más que en el año anterior.

El grupo BBVA cerró 2020 con un beneficio de 1.305 millones de euros, lo que supuso un descenso del 62,9% respecto a un año antes, tras extraordinarios derivados del ajuste negativo de 2.084 millones de euros por el fondo de comercio de Estados Unidos, realizado en el primer trimestre de 2020, y las plusvalías netas de 304 millones de euros por la venta del negocio de seguros de no vida en España a Allianz, contabilizadas en el cuarto trimestre.