Vuelven a saltar las alarmas en la banca española por las provisiones de la covid-19 para cubrir la morosidad. El sector dio por hecho que al cierre de 2020 ya se había hecho todo el trabajo en este sentido. Y no es para menos, pues entre todas las entidades se provisionó algo más de 10.000 millones de euros para la pandemia.

Pero parece que esta cifra no es suficiente para el Banco de España, que ya ha advertido que este año se tendrá que volver a hacer un esfuerzo "elevado" en este sentido. El supervisor no ha querido dar una cifra exacta, pero sí ha puesto ya encima de la mesa su opinión al respecto.

La morosidad de la banca cerró enero en el 4,54%, frente al 4,85% del año anterior. El dato sigue siendo estable, pero todo parece indicar que en algún momento habrá un repunte de impagos. Sobre todo cuando las principales ayudas estatales -ERTE y créditos ICO- desaparezcan.

La banca, tal y como se ha comentado, ya ha provisionado 10.000 millones de euros, lo que cubre unos 30.000 millones de euros de mora que elevaría este ratio hasta el 7%, según los datos de la consultora Álvarez & Marsal.

En cualquier caso, los expertos consultados por Efe creen que no es probable que este ratio llegue a superar su máximo histórico, el 13,61%, alcanzado en diciembre de 2013, en el peor momento de la crisis económica y financiera que comenzó en 2008 y que obligó al rescate del sector financiero español, sobre todo de las cajas de ahorros.

De entre las doce entidades analizadas por la consultora, Abanca y Kutxabank son las que cuentan con las menores ratios de morosidad, siendo estas del 2% y 2,4%, respectivamente. Según establece la Autoridad Bancaria Europea, el umbral adecuado de la ratio de morosidad debe estar por debajo del 5%.

También se posicionarían por debajo de dicho umbral Bankinter (2,6%), Liberbank (2,9%), Ibercaja (3,2%), Caixabank (3,5%), Unicaja (4,2%), Sabadell (4,2%), BBVA (4,3%), Bankia (4,6%) y Cajamar (4,9%), de acuerdo con el mismo informe. Por el contrario, Banco Santander (6,2%) es la única entidad que lo superaría.

Morosidad del sector

Junto con el dato global que recoge la mora del sector, el Banco de España publica cada mes el porcentaje de impagos agregado de bancos, cajas y cooperativas (cajas rurales), por un lado, y, por otro, el de los establecimientos financieros de crédito (EFC), que financian la compra de grandes bienes de consumo.

La mora conjunta de bancos, cajas y cooperativas empeoró en cuatro centésimas en enero, al pasar del 4,44% al 4,48%, con lo que recuperó niveles de hace dos meses.

Los créditos dudosos de este grupo de entidades bajaron apenas 26 millones, frente a los 2.077 millones en que lo hicieron el mes anterior, hasta los 52.198 millones, con un volumen de financiación de 1,164 billones, frente a los 1,174 billones de diciembre de 2020, según los mismos datos.