La banca del Ibex 35 recupera el pulso en Bolsa después de un duro año de correcciones. El sector ha subido de media un 30%, lo que supone aumentar su valoración en más de 36.000 millones de euros, hasta los 108.000 millones de euros.

El sector se ha visto muy penalizado en el último año por el temor a una nueva crisis económica y financiera. La fuerte caída del Producto Interior Bruto (PIB) y los encierros perimetrales provocaron que los inversores rebajaran sus valoraciones a la banca, lo que provocó un grave desplome del precio de sus títulos.

Además, la fuerte incertidumbre sobre el aumento de la morosidad y la prohibición de repartir dividendo convirtieron a los bancos en los patitos feos de los mercados bursátiles. Ahora, poco a poco, se va aclarando el futuro y los inversores vuelven a apostar por la banca, aunque aún están muy lejos de sus máximos históricos.

Cabe destacar que a finales de este año el sector financiero ya descuento volver a remunerar al accionista, lo que supone un balón de oxígeno para sus cotizaciones, así como los resultados del primer trimestre del año, que arrojan cifras positivas ahora que no hay que hacer provisiones tan duras, según criterio del propio sector.

https://datawrapper.dwcdn.net/MTW5F/1/

Porque a este respecto el Banco de España piensa de forma diferente. El supervisor español considera que apenas se han hecho provisiones para el 30% y que el mismo esfuerzo realizado en 2020 se tendría que repetir en 2021 y 2022.

El supervisor reconoce que los bancos españoles "comparan muy bien con el resto de geografías [Europa]", pero hay que tener en cuenta que también ha sido uno de los países en los que más ha caído el producto interior bruto (PIB) y "cabe esperar deterioros peores".

Cotizaciones de la banca del Ibex

Volviendo a los precios a los que cotizan los principales bancos españoles hay que destacar la fuerte subida de Bankinter, en torno a un 80%. La entidad que dirige María Dolores Dancausa cotiza a 5,8 euros por acción, lo que supone valorar la entidad en 5.870 millones de euros. Recientemente el banco se ha separado de su negocio asegurador, que ha comenzado a cotizar en Bolsa esta misma semana.

Caixabank y BBVA han obtenidos rebotes similares, del 50% en un año. La entidad catalana ha visto como se ha revalorizado su acción hasta los 2,66 euros, lo que supone un valor de 15.900 millones de euros. En el caso de BBVA, su precio ha subido hasta los 4,66 euros por títulos (31.000 millones de euros).

https://datawrapper.dwcdn.net/wQPjW/1/

El banco ha aumentado su precio gracias, en parte, a su fusión con Bankia. El mercado ha visto con buenos ojos esta integración, más allá del 'calentón' inicial que se podría prever. En el caso de BBVA también afectó positivamente las negociaciones para una fusión con Sabadell y posteriormente la venta de su filial de Estados Unidos.

Banco Sabadell, que es la entidad que más problemas tiene para remontar su precio ha subido un 7%. A la entidad aún le pesa los problemas de integración de TSB, su filial británica. No obstante, el banco ha dado un vuelco a su cúpula directiva para seguir en solitario.

Banco Santander, por otro lado, ha subido un 44%. La entidad que preside Ana Botín sigue siendo el banco más grande español y eso se refleja en su valor (59.000 millones de euros). A pesar de este fuerte rebote el banco aún cotiza muy lejos de sus máximos históricos cuando se disputaba el primer puesto del Ibex 35 con Inditex y cuando se acercó a los 100.000 millones de valoración.