El consejo de administración de Abanca ha aprobado este lunes el proyecto de fusión con la entidad vasca Bankoa, que mantendrá la marca comercial para toda su operativa en el País Vasco, según informa la entidad con sede en Galicia.

La fusión, que ha sido asimismo aprobada por el consejo de Bankoa, deberá ser ratificada por su Junta de accionistas y autorizada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Con ella se produce la integración jurídica de Bankoa en Abanca, que aspira a alcanzar las sinergias derivadas de su adquisición y contar con una estructura societaria simple y racional que agilice la gestión del grupo.

Dicha integración seguirá la línea de cercanía de Abanca con los territorios en los que opera, no solo manteniendo la marca comercial de Bankoa por su consolidada implantación en el territorio, sino que además Abanca tiene previsto nombrar un consejo asesor, formado por personalidades, empresarios y profesionales de prestigio en el País Vasco para asesorarla sobre la evolución de la economía vasca y la adaptación de sus estrategias a la economía e industria vascas.

Este consejo asesor comenzará su actividad una vez que la fusión sea efectiva y estará integrado inicialmente por los actuales consejeros externos no dominicales de Bankoa. Adicionalmente está previsto que la actual sede de Bankoa se incorpore al conjunto de sedes en las que Abanca desarrolla su actividad, añade en un comunicado.